El proceso de interiorización de la creación literaria

 

“…tu luminosa aurora que en negro

 rompe, y como sol dentro de mí

 me anuncia otra verdad.

 Que tú, profunda, ignoras.

 Desde tu ser

 mi claridad me llega toda de ti…”

   (Vicente Aleixandre, “Cueva de noche”)

   “La experiencia poética puede caracterizar como un acto abierto constantemente a la trascendencia, desde el momento en el que el poeta se propone una aventura, una travesía por la alteridad y la subjetividad para hacer perceptible el universo sensible” (Jorge Chen Sham).

 Resumen del contenido o abstract

El acto de la creación conlleva un proceso de interiorización ¿Por qué se necesita llevar a cabo este proceso? Porque el autor de una obra, para plasmar una creación, entra en comunión con la sustancia de una realidad. Para entrar en comunión con las manifestaciones de la realidad, desde la perspectiva de la creación no debe hacerse desde fuera, sino desde adentro, en estrecho contacto con su esencia peculiar, para lo cual hay que instalarse en el interior de la cosa. Para hacer una literatura interiorista hay que tener la capacidad para establecer una comunión con lo viviente, proceso que requiere un grado de coparticipación del autor con la sustancia que le inspira. El autor tiene que tener la capacidad para auscultarse a sí mismo y auscultar las cosas. El creador de una obra literaria ha de abrir sus sentidos hacia los efluvios de la creación, condición indispensable para establecer un vínculo con la esencia de lo viviente. Con ese fin, busca el sentido profundo de fenómenos y cosas, y ese sentido profundo conlleva un proceso de interiorización en la realidad. La creación tiene el propósito de provocar una emoción estética y una fruición espiritual. Esa meta no se logra si el autor no escribe desde el interior de la cosa, única manera de captar su esencia y su sentido. Leer más

Nunca sabemos demasiado

Hay algunas palabras que, a pesar de su sencillez, vemos usadas erróneamente con cierta frecuencia. La palabra demasiado, y su forma femenina demasiada, es una de ellas. Intentemos deshacer el entuerto, como si fuéramos caballeros andantes manchegos. Cuando la aplicamos a un sustantivo la usamos en función de adjetivo. Con ella expresamos que lo que el sustantivo significa tiene exceso o demasía: demasiado trabajo. En esta función como adjetivo presenta variación de género (masculino y femenino) y número (singular o plural) para concordar con el nombre al que se refiere: demasiado calor, demasiada lluvia, demasiadas emociones. Leer más

En boca de todos

A falta de otra excusa, me consuelo pensando que aprovecho los habituales tapones capitaleños para algo más que para desesperarme. Entre los participantes en un popular programa vespertino de radio surgió la duda de cuál era el plural de maní. ¿Maníesmanís o manises? Hubo opiniones para todos los gustos. Vaya para ellos mi felicitación porque, medio en broma, medio en serio, la duda gramatical y la corrección a la hora de resolverla se consideró importante. Me habría gustado poderles hacer llegar la regla gramatical en ese momento pero, ya saben, el guía está reñido con los aparatos electrónicos, o así debería ser.  Leer más

Tejas (Texas) – acerbo (acervo) – canibalizar – acartonar

TEJAS – TEXAS

“. . .que todavía no encuentran la forma para reparar los daños emocionales y deportivos de la que puede considerarse la peor derrota en la historia de la organización TEXANA”.

Los estudiosos de la lengua en la práctica de su español escrito y oral tienen derecho a la libertad de sustentar opiniones que por necesidad no son acordes con lo que prescriben las Academias. A veces no se trata solo de discrepancias con respecto de lo sugerido por las autoridades encargadas de preservar la unidad de la lengua común. Leer más

Para mucho más

No me canso de recomendarles que tengan a mano un buen diccionario. A mí se me hace imprescindible y aspiro a que muchos de ustedes compartan esta necesidad. El diccionario nos ayuda con el significado de las palabras, nos asiste, y mucho, con la ortografía y también, sí, también, con la gramática. Leer más

Frontera – estancia – abuso – *doméstico (nacional, interno) – entrampamiento –

FRONTERA

“Para Brasil, como para EEUU, una de las más importantes FRONTERAS es la energía”.

En realidad, lo importante en esta sección es centrar el interés en lo concerniente al vocablo del título. Se examinará aquí lo que frontera puede  significar y en realidad significa, para dejar bien establecido que eso de una “frontera es la energía” es una aventurada redacción que carece de sentido. Leer más

El punto y coma

El punto y coma (;) es la cenicienta de los signos de puntuación: aun quienes lo saben usar lo usan poco. Se atribuye su inserción dentro del sistema de puntuación moderno a Aldo Manuzio (1449/50-1515), humanista e impresor italiano, creador de la tipografía o letra itálica. De Italia, donde se conocía como semicolon, el punto y coma  pasó al resto de Europa. A España llegó en 1606 con el nombre de colon imperfecto –al punto se le llamaba colon en esos tiempos–. La implantación del punto y coma en la puntuación española  fue lenta, en  razón de que sus usos duplicaban los que tenían entonces los dos puntos (:). Leer más

Muchos pero en singular

Desde nuestros días escolares relacionamos el singular con las palabras que se refieren a una sola cosa o persona y el plural con las palabras que se refieren a más de una. Nuestra lengua tiene además sustantivos que, en número singular, se refieren a una realidad plural. Se denominan sustantivos colectivos y estoy segura de que, aunque los términos gramaticales les resulten extraños, si les hablo de rebaño, higüeral, familia, enjambre, mosquero o palmar, saben muy bien a lo que me refiero. Todas estas palabras designan un conjunto de seres que pertenecen a la misma clase. Leer más

Jugoso – caldoso – llenar – rellenar – menesteroso – trompezón – cadena (línea) de montaje – carpeta

JUGOSO – CALDOSO

“. . .para comprar terrenos que luego se revenderían a la ciudad con una CALDOSA utilidad”.

Solo de leer el título se manifiesta ya la intención que lleva esta sección; se trata de resaltar las diferencias que existen entre las dos palabras. Se demostrará que era más conveniente utilizar el vocablo “jugosa” en el texto. Se examinarán las probables causas que movieron al empleo criticado. Leer más

Feliz centenario

En agosto de 2013 conmemoramos el tercer centenario de la fundación de la Real Academia Española. En 1713, exactamente un jueves 3 de agosto, un grupo de intelectuales españoles decidió  formar una corporación para la defensa y mantenimiento de la lengua española, al estilo de las que ya existían en Francia e Italia para la defensa del francés y el italiano. Y fíjense que su nombre es ese, Real Academia Española, y que no lleva, aunque a veces se le ponga, el “apellido” de la Lengua. Fue la primera de estas corporaciones en España y, por su condición de primera y única en ese entonces, no necesitaba apellidos para individualizarse. Leer más