ACADÉMICOS DE LA LENGUA PROMUEVEN EL ESTUDIO DEL ESPAÑOL

La Academia Dominicana de la Lengua celebró un encuentro en el “Centro de Espiritualidad San Juan de la Cruz”, con representantes del Grupo literario Federico García Godoy de La Vega y una delegación cibaeña del Ateneo Insular, que presidiera el director de la ADL, donde se ponderó el estudio y la promoción de la lengua para fortalecer la conciencia cultural de nuestros hablantes.

El director de la ADL encomió el estudio de la lengua que, a su juicio, deben privilegiar los escritores, profesores, políticos, sacerdotes y comunicadores, pues en sus respectivas tareas hacen uso de la lengua para formalizar la misión que han asumido a favor de la comunidad. Explicó aspectos particulares para cada una de las actividades realizadas por las citadas funciones sociales, profesionales y culturales. En su discurso introductorio, comentó el rol de la Academia Dominicana de la Lengua, su colaboración con los planes y proyectos lexicográficos, gramaticales y ortográficos de la Real Academia Española, que dirige el jurista español Santiago Muñoz Machado, y la Asociación de Academias de la Lengua Española, que preside el filólogo venezolano Francisco Javier Pérez.

Al presentar a Rita Díaz Blanco, quien leyó un trabajo de su autoría, dijo que pudo apreciar el talento de la escritora vegana, su capacidad de trabajo, su formación intelectual y la intuición crítica de la joven académica de la lengua, atributos que la distinguen entre los docentes de lengua y literatura en Santiago de los Caballeros, donde reside.

El académico, periodista y narrador Rafael Peralta Romero reconoció las inquietudes literarias de Rita Díaz Blanco, “un ser sensible en busca del sentido entrañado en todo lo que la apela logrando empatía con lo sensorial y un vínculo con lo intangible en su cultivo de la narrativa, la poesía y el ensayo, al tiempo que se abraza al ideario del Interiorismo”.

Por su parte la miembro correspondiente de la ADL presentó un estudio sobre su trato con las palabras en un recuento de su vida de estudiante y el estímulo que la llevó a consagrarse como estudiosa de la lengua y cultora de las letras.

Díaz Blanco expresó que “las palabras llegaron a mi vida cual torrente de agua que sobrevienen sin avisar, me empaparon y ya no pude sacármelas nunca de los poros y los huesos, pues con ellas crecí, aprendí a conocer y entender el mundo y la vida”. Comprendió que la palabra le daba identidad como fuerza creadora y motor para la evolución espiritual.

La académica, narradora y poeta comentó que su amor por la palabra la llevó a su valoración de la literatura naciendo a temprana edad sus primeras creaciones poéticas. Rita Díaz Blanco se licenció en filosofía y letras, cursó el grado de maestría en educación y en Lingüística Aplicada a la enseñanza del español. En su condición de becaria de AECID curso la maestría de lexicografía impartida por la Real Academia Española en Madrid.

En esta actividad el redactor de esta crónica comentó que desde que asumió la dirección de la ADL pensó en crear, como efectivamente hizo, la clase de miembro correspondiente de la institución, como en otras academias hermanas, para incorporar a los estudiosos de nuestra lengua y a los cultores de la palabra, tanto de Santo Domingo, como del interior del país y de otras naciones del mundo hispánico. Subrayó que “varios integrantes de nuestra Academia proceden de provincias, pues se trata de intelectuales, lingüistas y escritores que hacen una obra de significación para la tradición literaria nacional y el uso ejemplar del español dominicano, razón que lo motivó a crear esa instancia académica con la intención de otorgarle esa distinción a quienes hacen un aporte mediante la palabra para impulsar una conciencia de lengua entre nuestros hablantes”.

Rita Díaz Blanco valoró su integración a la Academia Dominicana de la Lengua, al tiempo que compartió con los escritores algunos de sus textos de creación. A la actividad asistieron delegados de la ADL, integrantes del grupo Mester de la Academia y escritores del Cibao.

La Torre, Centro de Espiritualidad San Juan de la Cruz, 18 de julio de 2019.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *