MANUEL NÚÑEZ PARTICIPA EN PANEL DE NEUROCIENCIA Y LECTURA

En el Museo de las Casas Reales se celebró el panel “Neurociencia y aprendizaje de la lectura” con la participación del escritor y académico de la lengua Manuel Núñez y las profesoras Obdulia García de Escobar y María Virtudes Núñez.

La lingüista Obdulia García inició el acto dirigido a maestros, y expresó que en su condición de educadores están llamados a valorar la lectura para motivarla. García de Escobar presentó el tema preparado por Andrés L. Mateo y añadió una evaluación diagnóstica del tercer grado de primaria en el sistema nacional de educación, realizada por el Ministerio de Educación, con ejemplos de diferentes evaluaciones, y manifestó que los ejercicios de lectura que se les imparten es para niños que no están alfabetizados: “Lo que nosotros hemos hecho con este panel es explicar que existe la vía de las neurociencias para abordar la lectura como una solución para que los niños desde el primer grado aprendan a leer, como lo hizo Salomé Ureña con sus hijos, entre los cuales figuraba Pedro Henríquez Ureña”, señaló la escritora de cuentos infantiles.

En su turno, Manuel Núñez Asencio intervino con la ponencia “Dos vías de la lectura”. El académico y escritor habló de una revolución educativa en el área de la lingüística y la psicología. Aseguró que la aplicación de la neurociencia en la enseñanza viene por la vía de las matemáticas y la alfabetización, y señaló el caso de la lectura global en la alfabetización y la lectura silábica: “La lectura global ha producido una enorme cantidad de estudiantes que están prácticamente no alfabetizados porque no desarrollan la capacidad analítica que permite la lectura silábica. Dicen que lo que importa es que el niño se aprenda su nombre, pero luego cuando vea un nombre parecido al suyo o distinto, no va  a poder descifrar la lectura y evidentemente estamos ante una deficiencia producto de una concepción inadecuada de la enseñanza”.

El lingüista y académico dominicano manifestó que en cierto modo estamos invadidos por una idea de la tecnología, incluso dicen que la tecnología va a resolver los problemas de la enseñanza, que bastará únicamente con el internet, la pantalla, pues quieren eliminar el proceso de aprendizaje, como el cálculo y el hecho de trabajar con el lápiz: “Todo eso está produciendo un enorme retraso en el sistema de la enseñanza”, dijo el escritor.

Recalcó que en la actualidad nos damos cuenta de que el sistema no funciona, porque cuando los profesores están ante estudiantes de la universidad y se le da una página en blanco, se dan cuenta de que esos estudiantes padecen “estreñimiento mental”, es decir, no pueden escribir nada. Consideró que estamos ante un terrible problema, porque se ha dañado todo el sistema de pensamiento del estudiante y la capacidad mental del estudiante se está jugando este tipo de enseñanza y, además, todo el futuro intelectual y la capacidad para desarrollarse con personas, porque la lengua no solo es un sistema de comunicación, sino también un sistema de desarrollo intelectual.

La profesora María Virtudes Núñez habló sobre “La conciencia fonológica”, que definió como la habilidad para identificar, segmentar o comunicar las unidades sonoras de las palabras. Manifestó que cuando una persona está aprendiendo a leer necesita conocer los sonidos de las letras y las uniones de dos o más letras, que son las sílabas: “La neurociencia nos dice que esto es importante porque nosotros tenemos un espacio cognitivo, o sea, un espacio de pensamiento que es limitado por la cantidad de tiempo que le dedicamos a cada isómero de nuestro pensamiento. Nuestro cerebro tiene que aprovechar al máximo el tiempo para poder pensar rápido”, agregó.

María Virtudes explicó que cuando leemos utilizando el sistema fonológico, lo que vamos a tener es un fluido limitado de sílabas que están operando en nuestro cerebro para la construcción de un número ilimitado de frases y de oraciones, pero nosotros no hemos aprendido así y lo hemos aprendido de una manera global: “Si he aprendido la palabra como si fuera una imagen, pero no descompongo esa palabra en sílabas, ya que no la sé descomponer, nuestra capacidad cognitiva se deteriora”, aclaró.

A esta actividad didáctica en el Museo de las Casas Reales asistieron académicos, profesores y estudiantes.

Santo Domingo, 20 de julio de 2019.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *