PRESENTACIÓN DE LA OBRA SELECTA DE MONS. FREDDY BRETÓN

En sendas actividades públicas, celebradas en la Biblioteca Nacional “Pedro Henríquez Ureña”, de la capital dominicana, y en la sede santiagués de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, con la participación de Adriano Miguel Tejada, Bruno Rosario Candelier y el autor de Obra selecta, monseñor Freddy Bretón Martínez, arzobispo de Santiago de los Caballeros, se dio a conocer el volumen contentivo de narraciones, ensayo biográfico, poesías y estudios lexicográficos del ilustre prelado-poeta oriundo de Moca.

La invocación al Altísimo correspondió al rector de la PUCMM, presbítero Ramón Alfredo de la Cruz Balderas, al que siguieron las palabras del escritor, académico de la lengua y periodista Adriano Miguel Tejada, autor del prólogo “La soportable levedad del sacerdocio”, en el que enfocó el nivel de consagración y devoción hacia la labor sacerdotal del prelado dominicano, de quien afirmó que su obra no solo es útil e importante por su contenido rico en reflexiones o por la pureza de sus versos, sino también porque ofrece la oportunidad de comprender las razones por las que una persona hace un compromiso de vida con un ideal trascendente.

Comentó que en las páginas de esta selecta obra se condensan estudios históricos, análisis de textos sagrados, disquisiciones gramaticales, recuerdos familiares, peripecias de la vida en el seminario y el trabajo pastoral, “todas en sencillas pero elegantes y elaboradas prosas y poemas a través de los cuales podemos observar la vena de investigador histórico, al contemplador de la belleza de la naturaleza y la profundidad del misterio de la vida, que contrapone la personalidad del pastor sereno, dispuesto siempre a la levedad del sacrificio sacerdotal cuando es llevado con la inmaculada sencillez del compromiso libremente consagrado al servicio a los demás”, consignó Tejada, quien agregó: “El vuelo místico de la poesía, pero principalmente por el compromiso de la salvación de los demás a través del magisterio de la iglesia, monseñor Bretón es el líder que convoca las fuerzas de la razón y del apostolado para mantener invicto la nunca acabada guerra del bien contra el mal”.

El historiador mocano comentó la anécdota de la fe del carbonero en la que explica su sentido de la fe misma que lo hace aferrarse a la fe sin pensar siquiera en la posibilidad de cambiar, por lo que no logra entender cómo alguien que la haya conocido y amado pueda abandonarla, a lo que añadió que la iglesia tiene su origen y su fin en la palabra, por lo cual no es de extrañar que un sacerdote canalice en textos sus sentimientos y mensajes; más allá de esto, monseñor Bretón es uno de los que se han dedicado al cultivo de la poesía como expresión viva de las inquietudes que se anidan en el corazón y la razón, y es una muestra tangible, la creación de este volumen Obra selecta, en el que aparecen sus poemarios Libro de las huellas, Bandera de algún viento, Voces del polvo y Entre la voz y el fuego.

En su intervención, Bruno Rosario Candelier consignó que la obra poética de monseñor Freddy Bretón refleja una expresión de amor y creatividad que su talento concibe como un bien divino para el bien humano, y en tal virtud asume la poesía como medio de expresión de su honda cosmovisión espiritual:“Freddy Bretón es un auténtico poeta y un místico genuino, y como tal acude a la poesía con sentido trascendente”.

En su discurso sobre la trayectoria literaria de Freddy Bretón, quien presenta biografías, narraciones, poesía, testimonio personal, experiencias religiosas y estudios lexicográficos, a lo que añadió la afición del autor por el buen uso de la palabra, a lo que cabe resaltar su valiosa labor como lingüista y poeta. Dicho esto, explicó que el prelado-poeta tiene una sólida formación académica, pues ha sabido profundizar en el contenido de la palabra con los temas que aborda de una manera diáfana y sencilla, y con un sentido edificante porque sabe lo que quiere, además de tener clara conciencia de su misión. En esta obra, en la que hay varias expresiones creadoras de Freddy Bretón, se puede adentrar en el pensamiento profundo, como cultor de la palabra, como estudioso del lenguaje y como un hombre impregnado de una fe profunda a la luz de la espiritualidad católica.

Rosario Candelier explicó que Bretón Martínez ha sido dotado de tres grandes dones: la gracia poética, la gracia sacerdotal y la gracia mística: “Por la gracia poética ha podido compenetrarse con el ámbito estético de la creación; por la gracia sacerdotal participa de la más alta gracia que un ser humano puede recibir en la tierra; y por la gracia mística, que es una gracia divina, se conecta directamente con la Divinidad”. Ilustró su afirmación con el poema titulado “Hacia la fiesta”, de Voces de polvo, en el que pone en manifiesto el caudal de su sensibilidad mística del prelado y poeta mocano.

De manera conmovida, monseñor Freddy Bretón expresó su profunda gratitud a las ideas expresadas sobre su obra y su persona. Agradeció a los presentes por hacer acto de presencia en esta actividad literaria. A lo que añadió que se trata no más que de una ‘cosecha’, la cual trae consigo una experiencia que resulta de algún modo en alegría para la humanidad. Enfatizó el concepto de cosecha de este libro en el sentido de que es una obra fruto del aporte de múltiples personas que influyeron en su creación; personas que en algún momento le enseñaron e indujeron al escudriñamiento y el aprendizaje. En ese sentido, resaltó que la cosecha muestra un resultado más satisfactorio por el hecho de que “algo que yo escribí lleve la marca de este pueblo dominicano y que pueda servir para levantar el nivel que a esta tierra le ha costado tanta sangre, pero al menos sí en saliva y en tinta, que sean instrumentos también para que todos nos sintamos mejores dominicanos”.

Santiago, 20 de septiembre de 2018.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *