COLOQUIO SOBRE «ELITO», NOVELA DE OSIRIS MADERA

Una novela con tema biográfico, tono dramático y lenguaje coloquial como sustancia de una ficción engarzada a la realidad histórica es el contenido de la obra de Osiris Madera, Elito, que la Academia Dominicana de la Lengua asumió como base del conversatorio con el autor de la novela.

A través de 44 capítulos el narrador esboza una perspectiva psicológica y conductual de Joaquín Balaguer, prestante ciudadano dominicano que fuera presidente de la República y figura señera de las letras dominicanas, quien inspira la historia de una mujer obsesionada por tener un hijo con el presidente, que también fuera miembro de número de la ADL.

El escritor Rafael Peralta Romero intervino con su valoración sobre la obra literaria señalando que Osiris Madera, autor de Elito, escogió un personaje muy importante que resulta fácil de llevar a la literatura.  El lingüista manifestó que esta novela tiene personajes, hechos y ambientes, dignos de una novela; sin embargo, le sugirió al autor algunos detalles normativos: “La obra literaria se escribe para que guste, para que perdure y funcione; pero también hay que darle ese trabajo que se llama terminación”. Peralta Romero abordó los aspectos gramaticales y técnicos de la escritura como disciplina literaria; y Miguel Solano subrayó y comentó la narración de fragmentos extraídos de la obra sobre los cuales destacó la destreza narrativa del autor al encarnar un personaje histórico de manera fidedigna y funcional al estilo de la obra, calificando al autor de un alto nivel intuitivo.

Miguel Solano explicó que Elito es un hombre con experiencia en el poder: Había sido presidente varias veces, pero cuando se trataba de embarazar a Glenna todo cuanto hacía era cerrar los ojos y mirarla mortificada. Reconoció que llevar el tema a una novela donde el personaje es un político que ha manejado por tanto tiempo el poder, es algo que conlleva una fina intuición, pues los maridajes del poder suelen, fácilmente, llamar la atención del lector sobre otras cosas. Después de relatar algunas escenas del personaje principal, el escritor reconoció el trabajo que el autor, en 164 páginas divididas en 44 capítulos, lucha contra la incertidumbre de arruinar el tema: “Aunque en la novela el tema parece ser la lucha de Glenna por darle un heredero al poder, el verdadero tema y el que adquiere valor en el estado emocional del lector, es la lucha del poder contra esas cosas que parecen ser insignificantes, como aquel bendito fibroma, que está allí para decirles, para confírmales a los palaciegos que los poderes humanos son simples nubes vacías”, agregó.

El Dr. Bruno Rosario Candelier, en su calidad de director de la ADL, dio su opinión sobre la obra, y comentó que le llama la atención la capacidad con que Osiris Madera asume al protagonista de su novela para abordar su pensamiento: “Si ustedes leen con atención esta obra, pueden deducir cuál era el pensamiento del protagonista, es decir, cuál era la cosmovisión que orientaba su proceder, qué pensaba, qué creía, qué hacía en función de lo pensaba y de lo que creía; qué sentía en función de su sensibilidad espiritual y estética; y ese aspecto quizás sea el más sobresaliente en esta novela”.

El crítico literario agregó que en Elito hay una auscultación del narrador en la personalidad del protagonista y él lo hace justamente para mostrar un retrato de quien era el personaje principal de su obra. Reconoció que eso supone una capacidad intelectual muy definida en una obra, porque es la manera como él entiende que puede plasmar su visión del mundo y caracterizar al personaje: “Es importante subrayar el hecho de que él supo asumir el personaje y configurar estética y narrativamente lo que debe hacer el narrador que persigue la estructuración de un mundo narrativo donde deben coparticipar, con la misma categoría, personajes, ambientes y situaciones en la composición de la narración”.

Consideró que es auspicioso alentar esta producción y decirle a su autor que siga haciendo uso de su talento narrativo, plasmando historias mediante la concreción de intuiciones y vivencias, lo que naturalmente tiene importancia en función del uso del lenguaje, la aplicación de las técnicas narrativas, la identificación de una cosmovisión y, sobre todo, la articulación de un mensaje a partir de historias concretas y específicas.

El Dr. Bruno Rosario Candelier subrayó el impacto que ejerce la creación literaria en la comunidad lectora, manifestando su valoración de la labor creadora del Sr. Madera, así como la capacidad del autor en perfilar la dimensión histórica y sociocultural del contenido y, sobre todo, la realidad estética de un mundo narrativo articulado con coherencia y verosimilitud, lo que genera la creación de una atmósfera literaria en la ficción.

El doctor Madera tuvo la oportunidad de expresar a la dirección de la Academia su gratitud por la ponderación de su novela, seguido de un espacio destinado al público para que los presentes pudieron canalizar sus opiniones y preguntas relacionadas con la obra, entre los cuales se destacó la participación de Manuel Salvador Gautier, novelista y Premio Nacional de Literatura, quien expresó su elogio al autor por darle vida en un rol protagónico en la figura del Dr. Joaquín Balaguer. El conversatorio tuvo una envergadura en el plano de la crítica constructiva mediante observaciones y sugerencias al autor.

Osiris Madera es egresado de la Escuela de Medicina de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) y ha desempeñado funciones administrativas propias de su carrera médica. Autor de varias obras de poesía y ficción, como Maura (2009), Lía (2013) y Elito (2018), el autor reside en Santo Domingo, donde hace vida social, profesional y cultural.

Santo Domingo, ADL, 20 de marzo de 2018.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *