ACTO DE RECONOCIMIENTO AL DIRECTOR DE LA ADL

 

Con motivo de la celebración de día internacional de la lengua materna, el director de la Academia Dominicana de la Lengua, Bruno Rosario Candelier, fue reconocido por la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra de Santiago por sus aportes humanísticos, lingüísticos y literarios al servicio de la formación intelectual dominicana.

El acto de reconocimiento fue presidido por el director del departamento de español de la PUCMM, José Alejandro Rodríguez; la coordinadora de lengua española, Ydeana Ramírez; los profesores Jesús Losada, Alexandra Borbón y el académico Rafael Peralta Romero.

Luego de rendir honor al himno nacional y al himno de la PUCMM, la profesora Ydeana Ramírez dio inicio a la actividad y expresó que es un privilegio para ella abrir el acto donde se honra en nombre de la PUCMM y los departamentos de español de Santo Domingo y Santiago  a un profesor suyo, el Dr. Bruno Rosario Candelier.

La coordinadora calificó la actividad como una fiesta humanística donde se confabulan la ciencia y el arte en un hibrido perfecto para homenajear a un dominicano ejemplar, digno representante de nuestra lengua, que ha sabido enarbolar la bandera de la dominicanidad allende los mares, defendiendo a capa y espala el vehículo que nos une: la lengua española, que aprendimos en el hogar y nos durará para toda la vida.

El Dr. Jesús Losada presentó una reseña sobre el Dr. Rosario Candelier, de quien resaltó que es un hombre amante de la palabra, filólogo, ensayista, crítico literario, narrador, educador y promotor literario. Losada informó que don Bruno es un egresado en educación de la PUCMM y doctor en filología hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Señaló que el reconocido escritor preside la Academia Dominicana de la Lengua y es miembro correspondiente de la Real Academia Española y las Academias Norteamericana, Filipinas y Puertorriqueña de la Lengua Española. Comentó que Rosario Candelier también es fundador del Ateneo Insular y creador del Movimiento Interiorista, tendencia estética que impulsa el cultivo de la realidad trascendente mediante la mitopoética, la metafísica y la mística, corriente que ha impulsado el cultivo literario en su dimensión espiritual: “Es un incansable trabajador de las palabras y amante de ellas como filólogo que es. Ha recibido galardones como el Premio Nacional de Literatura en el año 2008 y ha ostentado importantes cargos en el ámbito de la educación y la cultura, como la conducción del suplemento cultural “Coloquio”, de El Siglo, y la Dirección General de Bellas Artes”.

En su condición de exalumna del profesor Rosario Candelier, la profesora Alexandra Borbón, del Recinto Santo Tomás de Aquino de la capital dominicana, intervino ponderando que la presencia del doctor Rosario Candelier en su formación académica y su desarrollo profesional, al igual que otros grandes sabios maestros que tuvo, fue crucial en su vida. Parafraseó algunos conceptos que aparecen en su obra El genio de la lengua, donde Rosario Candelier señala que la enseñanza de la lengua es fundamental para la formación intelectual, donde recomienda obviar los conocimientos teóricos que debe tener el profesor, pero no para transmitirlos a los alumnos en la enseñanza sino para tener un dominio conceptual del lenguaje, porque lo importante es concitar una operatividad funcional en el uso de la lengua y el desarrollo de la creatividad: “Entiendo que el uso del lenguaje en mi carrera ha tenido esa dimensión operativa a la que hace referencia el doctor Rosario Candelier, habiendo sido para mí el recurso más fuerte en mi desempeño profesional, que lo he tenido como aliado durante más de 40 años que llevo trabajando en esta institución y que ha sido la herramienta más valiosa en los logros que he tenido durante estos años de labores en la PUCMM”, comentó la profesora Borbón.

La profesora de biología, que es también cultora de las letras, expresó una alta estima y respeto por el profesor que la universidad católica reconocía, al tiempo que felicitó a su querido maestro y le expresó que él fue uno de los grandes artífices en su formación intelectual, estética y espiritual, por lo que participaba jubilosa en este reconocimiento.

El académico de número Rafael Peralta Romero, en representación de la ADL, intervino con un discurso en el que ponderó la diferencia de profesorado y magisterio, en cuya disertación  sostuvo que Bruno Rosario Candelier estudió la carrera de educación y durante décadas se ha dedicado a la enseñanza de la lengua española y la literatura, dando ejemplo de talento y brillantez en una labor de creación, estudio y promoción con un gran compromiso y una singular trascendencia, porque “se trata de un magisterio que el director de la ADL ejerce cada día con pasión”, enfatizó.

Comentó Peralta Romero que a través del Ateneo Insular, que Rosario Candelier fundara en 1990, ha establecido una filosofía de la creación literaria cuyos frutos están expresados en decenas de libros de poesía y narrativa, además de enjundiosos tratados escritos tanto por el maestro como por los adherentes del Interiorismo: “Desde  ese baluarte de las letras, como desde la Academia Dominicana de la Lengua, Rosario Candelier ha ejercido un auténtico apostolado por la lengua y la literatura. Toda su práctica identifica en él la veneración sagrada por las palabras”, consignó Peralta Romero.

El escritor manifestó que a este servidor de la palabra y el pensamiento, le indigna la despreocupación por el estudio del idioma y lamenta que en nuestro país cualquiera ejerce una función magisterial, de comunicación o de autoría de un libro sin tener el conocimiento idiomático indispensable: “En las aulas, en los medios de comunicación, en los libros publicados y en su gestión como director de la Academia Dominicana de la Lengua, Rosario Candelier se ha propuesto activar el genio del idioma. Ha repetido que la lengua amerita estudiarse en sus diferentes niveles lexicológico, gramatical y ortográfico para conseguir el uso adecuado y correcto, como se puede apreciar en las decenas de libros sobre lingüística y literatura publicados por el escritor mocano”, expresó el disertante.

Al concluir, Peralta Romero le expresó el deseo que la llama divina siga iluminando a Bruno Rosario Candelier para que continúe su fructífero magisterio en pro de la elevación cultural, la riqueza conceptual y la conciencia de la lengua: “Es así como él demuestra que ha escalado del profesorado al magisterio”, subrayó el académico.

El homenajeado expresó su inmenso agradecimiento por la honra que le rinde la institución que tanto ama: “Soy producto de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra. Estuve vinculado cuarenta años a este universidad, 5 como estudiante y 35 como profesor, y se puede deducir el vínculo que se establece desde el más entrañable fondo de la conciencia con la institución”, dijo.

Agradeció a los profesores y estudiantes presentes, así como a los organizadores del acto en su honor, y contó que en alguna etapa de la vida uno aprende a valorar la misión o la vocación que se convierte en una profunda apelación de la sensibilidad y la conciencia, para hacer y plasmar lo que esa voz interior, secreta y entrañable, dicta o sugiere lo que tiene que hacer.  El autor de esta crónica manifestó que todos recibimos en algún momento de nuestra vida esa llamada: “Cada uno la recibe para diferentes vertientes de la realidad o diferentes manifestaciones de la creatividad, porque la creatividad es parte del Logos de la conciencia, dotación que distingue y enaltece la condición humana”, comentó. Y agregó que tuvo la fortuna de tener profesores que ponderaban el saber, valoraban la palabra y exaltaban la espiritualidad, y entre otras condiciones favorables contó con un padre que siendo un obrero, le dedicaba tiempo a la lectura de periódicos, revistas y libros: “Me crie viendo a un padre que leía y de alguna manera eso influyó para que yo me inclinara por la lectura y el cultivo de la palabra. La vocación literaria, la conciencia lingüística y el deseo de superación intelectual fueron actitudes asumidas desde muy joven por este servidor”, manifesté a la audiencia universitaria.

Santiago, PUCMM, 16 de marzo de 2018.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *