*DESENSITIZACIÓN – CARÁCTER – CHARACTER

Este es otro ejemplo de entrecruzamiento de voces entre lenguas diferentes. Es otra intromisión de vocablos de una lengua extraña en el idioma español.
“El tratamiento acostumbrado se llama DESENSITIZACIÓN.”

Este es otro ejemplo de entrecruzamiento de voces entre lenguas diferentes. Es otra intromisión de vocablos de una lengua extraña en el idioma español.

Como ese invento del título no existe en lengua española, se hace necesario determinar cuál es la palabra que corresponde en español para expresar la idea del término inglés. Una vez que se haya hecho eso se pasará a ofrecer una definición del vocablo español. Antes de cerrar la sección se procederá a mencionar también otras palabras de la misma familia que provocan malos entendidos en lengua española.

La voz creada por el redactor desciende del inglés “desensitize” que tiene traducción al español. El asunto está en que en español no existe el verbo *sensitizar, ni mucho menos el nombre *sensitización.

No obstante lo escrito en el párrafo anterior, existe en español el adjetivo sensitivo/va que es relativo o perteneciente a las sensaciones producidas en los sentidos y especialmente en la piel. Significa también “capaz de sensibilidad”. Por último, es aquello que tiene la virtud de excitar la sensibilidad.

Cuando se lee con cuidado la definición del adjetivo se percibe en las nociones que introduce la redacción lo que corresponde en español al concepto del inglés. Con esta oración se desea subrayar que aparecen en la definición de sensitivo dos palabras que son claves: sensaciones, y sensibilidad.

El tratamiento a que se refiere la cita copiada al principio de esta sección en español se conoce con el nombre de “desensibilización”. Hay que mencionar enseguida que no es un vocablo registrado en la nómina oficial de la Real Academia de Madrid.

A pesar de que no cuenta (todavía) con la anuencia de las autoridades de la lengua española, el término desensibilización contiene los cromosomas castizos que lo hacen merecedor de la aprobación futura.

Es de uso entre psiquiatras, pues lo recoge el “Glosario de psiquiatría” (inglés-español/español-inglés), editado por Ediciones Díaz de Santos, 1989. Este diccionario es una traducción del “American Psychiatric Glossary”. En siquiatría la terapia se usa para hacer insensible al sujeto a ciertas emociones y evitar reacciones de miedo, ansiedad, culpabilidad, etc.

El “Medical Spanish pocket plus” es un diccionario médico inglés-español/español-inglés, colmado de malas traducciones, cuyo uso no se recomienda. Hasta éste trae la desensibilización para traducir la “desensitization” del inglés. Explica que es un tratamiento para la disminución de la sensibilidad, insensibilización. Se usa como terapia para reducir una alergia.

Concordante con esa traducción al español está la que provee el Veillon & Nobel “Dizionario medico poliglotta” (1964), que al llevarlo al francés ofrece “désensibilisation”. En alemán trae “desensibilisieren”.

Una traducción que podría adoptarse para la voz del inglés y a la  terapia a que alude es utilizar el vocablo “insensibilización” que lleva en sí la idea de la voz inglesa. En esencia es quitar la sensibilidad. Para los fines de lugar sería insensibilizar al sujeto a ciertos estímulos y emociones.

Como se prometió  al principio, se menciona aquí otra voz que causa problemas a los traductores. De la misma familia de la voz del inglés estudiada aquí es “sensitive”, que hay que trasladarla al español en muchos casos como sensible, susceptible, confidencial, volátil, inestable o delicado. La palabra adecuada dependerá del contexto. Es un error traducirla como se la ha encontrado en algunos casos usando en español la palabra: sensitivo/a.

CARÁCTER – CHARACTER 

“Le hizo preguntas sobre su solicitud de naturalización, su CARÁCTER moral y su conocimiento de la historia y los asuntos cívicos. . .”

En el título figura una palabra española y otra inglesa. Ambas palabras se parecen en su escritura y tienen orígenes similares. Como se ha hecho en ocasiones anteriores se aprovecha uno de un desliz ajeno para introducir un tema.

En esta sección se verá porqué en este caso la voz “character” del inglés no se puede traducir por el vocablo carácter del español. Para algunos casos en que no debe traducirse de ese modo se presentarán las opciones que parecen más adecuadas.

Desde el principio hay que dejar bien establecido lo que se entiende por carácter en español común. De acuerdo con las autoridades de la lengua es, para el caso del ejemplo, el conjunto de cualidades y circunstancias propias de una persona. Es lo que la distingue por su modo de ser u obrar. Ya fuera de lo que las autoridades entienden, es el conjunto de cualidades psíquicas que condiciona la conducta de la persona.

La definición  para “character” que consta en el Merriam-Webster´s Collegiate Dictionary (1998) es más extensa que la de los diccionarios españoles. No se trata de vaciar aquí todas esas nociones. Se reparará en algo que reviste importancia para el fin que se persigue aquí. Entre los sinónimos que menciona ese diccionario angloamericano figura primero “reference” y luego “reputation”.

José  Merino en su “Diccionario de dudas inglés-español”, 1971, asienta entre los equivalentes de “character” , además de carácter, el vocablo reputación.

En el “Dictionary of Spanish false cognates”, 1995, el autor Marcial Prado destaca que la voz del inglés ha adquirido una connotación que se refiere a los valores morales: “buena reputación, excelencia moral, superioridad, virtud”. De propósito se soslayan otros significados del inglés porque no se relacionan con la intención de esta sección.

Ese diccionario trae unos ejemplos que esclarecen el punto. Cuando se trata en inglés de “a woman of good character”, no es una mujer apacible o dulce; sino una de “elevadas cualidades morales”. “Un hombre de cualidades morales marcadas” es en inglés “a man of good character”.

No hay que sorprenderse con el hecho de que la persona que escribió el artículo en que apareció la cita haya caído en la trampa de “carácter moral”, pues hasta en algunos diccionarios se pueden encontrar interpretaciones semejantes. Aquí va un ejemplo.

El “Butterworths English Spanish Legal dictionary” de Cabanellas y Hoague, de 1991 escribe que “character” son las “condiciones morales y personales de un individuo”. Esto parece más una explicación que una traducción.

Para abundar e imprimirle más fuerza a lo que se sostiene aquí, sobre la traducción y porqué la palabra que tenía que aparecer en el texto reproducido era reputación, se trae un ejemplo que consigna Bernard H. Hamel en su “Comprehensive bilingual dictionary of Spanish false cognates”, 1998: “character assassination” se traduce en español como difamación. La difamación es desacreditar a alguien por escrito o mediante palabra, atacando su buena opinión o fama. En inglés cuando piden “character references” lo que desean simplemente es que provean referencias (de buena conducta).

La “referencia” en su contenido es una información, muchas veces una carta, acerca de la probidad, solvencia u otras cualidades de tercero que da una persona.

Como se ha propuesto más arriba el término “reputación” como equivalente de la voz del inglés, se expresará brevemente lo que se entiende por eso. Es la opinión o consideración en que se tiene a alguien; es el prestigio o estima en que tiene a alguien.

Este es el sitio para puntualizar cómo se comprende el vocablo “fama”  que se usó más arriba. Es la opinión que las gentes tienen de alguien.

Se estudian interpretaciones de este género en estos escritos porque muchas veces los traductores influyen en la lengua introduciendo palabras equivocadas.

Se espera haber dejado bien expuesto el tema. No debe olvidarse que con respecto a esta voz inglesa hay más por donde hilar, pero razones de espacio y tolerancia indican limitarlo a lo que figura más arriba.

INCINERADO – CARBONIZADO 

“La policía investiga la muerte de un hombre cuyo cuerpo fue encontrado CARBONIZADO en el interior de un vehículo (. . .) El capitán y el teniente examinan la identificación del vehículo donde apareció un cadáver INCINERADO.”

En algunas ocasiones -como en este caso- se han encontrado las dos palabras del título utilizadas en la prensa con el mismo valor. Como se podrá comprobar mediante el examen que se hará más abajo, las dos tienen rasgos comunes, pero el producto no es el mismo.

El verbo incinerar es reducir a cenizas, especialmente un cadáver. Tan pronto como se examina la formación del verbo, en su interior se encuentran elementos que hacen pensar en cenizas.

En el verbo carbonizar, por fuerza no entra un cadáver, sino un cuerpo orgánico cualquiera. Además de lo anterior, el elemento principal que forma parte del verbo es el resultado de la acción, que es reducir a carbón el cuerpo orgánico.

Llegado el examen a este punto hay que analizar lo que se entiende por ceniza. Es el polvo gris que queda después de una combustión completa.

De inmediato se hace necesario realizar la operación anterior al vocablo carbón. El carbón es la materia sólida, ligera, negra y muy combustible que resulta de la combustión incompleta.

La opinión que se forma quien lee con detenimiento lo que se ha expuesto más arriba es que si la combustión es completa y lo que queda es gris, entonces es incinerar. En otro orden de ideas, si la combustión no es completa y lo que queda es negro, se está en presencia entonces de algo carbonizado.

Como puede comprobarse mediante la lectura de los párrafos anteriores, los dos verbos y sus resultados no son iguales, son solo semejantes, parecidos. No se pueden utilizar al antojo uno u otro sin reparar en las características de cada uno.

REINCIDENTE 

“. . .bombero y paramédico de M.D. A., así como candidato REINCIDENTE al concejo de H. en las próximas elecciones. . .”

Como puede deducirse de la forma en que se reproduce la cita, se evaluará en esta sección el empleo de la palabra reincidente en esta frase. Se tratará de esclarecer el significado para que errores de este tipo puedan evitarse.

Este es un error en el que con seguridad no incurriría un abogado dominicano, pues ellos conocen muy bien el significado del verbo reincidir, sobre todo en materia penal.

No se puede dejar fuera la posibilidad de que quien redactó el artículo del cual se extrajo la frase que se reprodujo en cabeza de esta sección lo haya hecho con toda la intención de expresar lo que el verbo reincidir significa. No obstante eso se examinará el sentido de reincidente.

Para el verbo reincidir la autoridad máxima de la lengua escribe: “volver a caer o incurrir en un error, falta o delito”. Se recurre al verbo porque el diccionario mayor para reincidente es muy probable que exprese: “que reincide”.

Si acaso lo que deseaba expresar el periodista que escribió la nota era que había sido candidato varias veces a esa posición, pudo haber escrito “impenitente”. Con esto comunicaría la idea de que persevera en ese hábito, y de pasada que lo hace sin arrepentimiento.

Si se escruta el sentido del verbo en esta sección es porque muchas personas creen que reincidir es solo repetir una acción, sin parar mientes en que la acción a la que se refiere el verbo es de carácter reprochable.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *