¿Sabes usar el verbo haber como impersonal?

Por Tobías Rodríguez Molina

El verbo haber tiene dos usos en nuestra lengua española. Uno de ellos es el de auxiliar de un verbo diferente a él, el cual se conjuga en los tiempos compuestos. En ese caso, el verbo auxiliar adquiere las variaciones propias de cada una de las personas gramaticales.

Así, si conjugamos el verbo leer en el pretérito imperfecto, veremos cómo el auxiliar va sufriendo cambios. Veamos:

yo había leído
habías leído
él (ella, usted) había leído
nosotros habíamos leído
ellos (ellas, ustedes) habían leído

Para comprender por qué es que haber funciona como impersonal, fijémonos que, en la conjugación anterior, yo, tú, él, nosotros y ellos son los sujetos, y el sujeto es el que hace que el verbo sufra variaciones. Por eso, cuando decimos “nosotros habíamos leído” esa conjugación, cuando se trata de ellos, es diferente y es “ellos habían leído”.

Veamos a continuación cómo debe aparecer “haber” cuando no es auxiliar de un verbo, es decir, cuando se presenta como impersonal, que, como ya hemos dicho, es invariable:

1)         a) Allí había un solo albañil trabajando.
b) Allí había diez albañiles trabajando.

2)         a) Hubo un problema durante la reunión.
b) Hubo varios problemas durante la reunión.

Si nos fijamos bien, nos daremos cuenta de que ninguna de estas oraciones tiene sujeto y, por lo tanto, a ninguna le podemos poner delante del verbo ni yo, ni tú, ni él, ni nosotros, ni ellos, cosa que sí hicimos con el verbo en el segundo párrafo de este ensayo.

Lo que sí tiene cada una de estas cuatro oraciones es un objeto (llamado también complemento directo), el cual está en singular en las oraciones a) y en plural en las oraciones marcadas con b). Pero es conveniente que ustedes caigan en la cuenta de que el complemento no decide los cambios del verbo, sino solo el sujeto. Es por eso que el verbo varía de acuerdo con el sujeto, pero no de acuerdo con el complemento.

Comprobemos lo antes dicho mediante algunos ejemplos:

1) “Él compró un libro muy interesante.” Él es el sujeto de la oración y concuerda con compró. Compró es el verbo y tiene la variación de tercera persona singular por la concordancia con él. Un libro muy interesante es el complemento, el cual no influye en la variación del verbo.

2) “Él compró cinco libros muy interesantes.” Él y compró se mantienen invariables aunque el complemento en este ejemplo 2 está en plural. Eso es lo que debe pasar siempre que se emplee “haber” como impersonal. Es por esta razón que no debemos decir ni escribir oraciones como las siguientes:

1)  “En la conferencia habían muchos estudiantes de Moca.”
2)  “En ese juego hubieron muchos errores.”
3)  “Me informaron que en la fiesta del club habrán regalos para todos.”

Habíamos dicho antes que eso es lo que no debería pasar, pero la realidad de muchos usuarios de la lengua española no es esta, pues la mayoría de ellos pluralizan el verbo “haber” si el complemento del mismo es plural.

Esto lo leímos el 30 de septiembre del 2017 en el Nacional de Caracas: “El novelista Alberto Barrera lamentó que frente a un crimen hayan miles de versiones.”

Lo que sigue lo escuché de una estudiante de canto en nuestro país: “En el ensayo hubieron canciones con un tono muy alto.”

Una forma verbal semejante a la anterior empleó un reportero de CDN cuando expresó: “En el día de hoy hubieron muchos accidentes de tránsito en la Romana.”

A un renombrado médico, que dirige un programa en un prestigioso canal de televisión de la capital dominicana, le escuché decir: “…creo que habemos matrimonios en la familia con alguna dificultad…”

A un viceministro de un Ministerio de la República Dominicana, en una entrevista por CDN, se le escuchó decir: “Vamos a resolver todos los daños que han habido después del paso de María.”

El hecho de que quienes se apartan de las normas del español son del nivel alto, nos lleva a reiterar lo que se planteó en uno de mis ensayos de hace un buen tiempo: “Se está haciendo tan generalizado el empleo del verbo haber impersonal como si fuera personal, que posiblemente pronto se aceptará ese empleo como propio de la forma culta de los dominicanos. Y no se hablaría de un uso incorrecto de los habitantes de este país.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.