ACADEMIA DOMINICANA PARTICIPA EN EL CONGRESO DE SEVILLA

Tres delegados de la Academia Dominicana de la Lengua, José Enrique García, María José Rincón y Bruno Rosario Candelier, participaron en representación de la República Dominicana en el XVI Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española celebrado en Madrid, Sevilla y Córdoba, España.

En ese memorable congreso internacional los directores y las delegaciones de las Academias del mundo hispánico fueron recibidos en la sede de la Real Academia Española en Madrid por el director de la RAE, Santiago Muñoz Machado, ocasión que sirvió de intercambio con los académicosde la corporación madrileña y las delegaciones académicas de Hispanoamérica, Filipinas, Guinea Ecuatorial e Israel.

El Congreso de las Academias tuvo lugar en la ciudad andaluza de Sevilla donde se desarrolló el programa académico, social y cultural con ponencias sobre variados temas lingüísticos y literarios,presentación de libros de lengua y literatura, disertaciones sobre las variantes dialectales del español en el mundo hispánico, la enseñanza de la lengua española, la creación y la interpretación de la literatura y el aporte de los escritores al desarrollo de la lengua y las letras castellanas.

María José Rincón y Bruno Rosario Candelier presentaron el Diccionario del español dominicano y los Diccionarios de símbolos, de mística, fraseológico y de refranes, publicados por la ADL, así como la obra lexicográfica De la eñe a la zeta, de la académica hispanodominicana. También dieron a conocer dos nuevas obras de José Enrique García: la novela Taberna de náufragos y la obra poética Arcilla solo arcilla, publicaciones de la ADL de las que damos cuenta en esta entrega.

En esta jornada cultural de la lengua española los académicos dominicanos dictaron charlas y conferencias: María José Rincón habló de la lexicografía en la confección de diccionarios en la Universidad de Sevilla; Bruno Rosario Candelier disertó sobre el español dominicano en la Sala Santo Tomás del Ayuntamiento de Sevilla, y dio una charla sobre el Interiorismo a estudiosos de la literatura; y José Enrique García habló de la renovación poética de la lírica dominicana y participó en el recital “El turno de los poetas”, en la Academia deBellas Letras de Sevilla.

El programa del congreso tuvo tres partes: una académica de carácter interno, reservada a los miembros de las corporaciones de la lengua; otra cultural abierta a los ciudadanos; y una social para recreación y entretenimiento. El amplio y variado conjunto de actividades culturales que ofreció este Congreso constituyó una iniciativa novedosa dirigida a fortalecer la relación de las Academias con la sociedad y a potenciar la proyección de su acción panhispánica.

Entre los variados proyectos operativos de este congreso figuran los siguientes:

-La RAE difundiráuna palabra diaria para ilustrar a los usuarios de la lengua sobre su forma correcta y apropiada para fortalecer el buen uso de la lengua española.

-Se ha creado una plataforma en línea para la enseñanza dela lengua española.

-Se procederá a la actualización del Diccionario panhispánico de dudas.

-Se incorporarán nuevas entradas léxicas al Diccionario de la lengua española (DLE), cuya próxima edición, la número 24, será electrónica.

-Se reclama la participación de todas las Academias de la Lengua Española en la red electrónica de la RAE, como vía rápida y actualizada para los asuntos de lengua.

-Avanza la labor de actualización del Diccionario histórico de la lengua española.

-Se intensificará la labor lexicográfica para la publicación de la segunda edición del Diccionario panhispánico de dudas, el Diccionario de americanismos y la Nueva gramática de la lengua española. Sin obviar el Nuevo diccionario histórico del español. En  esos diccionariosha estado colaborando la Academia Dominicana de la Lengua.

-El pleno de los directores acogió la propuesta de que cada Academia de ASALE asuma la confección del Tesoro lexicográfico de su propia variante idiomática.

-Se acordó la colaboración de todas las Academias con el CORDIAM, plataforma léxica electrónica creada y auspiciada por la Academia Mexicana de la Lengua, que debemos aprovechar por un mejorconocimiento y desarrollo del español.

-El Diccionario del español jurídico, de Santiago Muñoz Machado, es pauta y modelo de glosarios especializados en otros saberes científicos, artísticos y humanísticos.

-Seguirá la actualización y la renovación del Diccionario de la lengua española con entradas más amplias al formato digital para la próxima edición electrónica del DLE.

-El proyecto “LEIA”, en marcha ya, se concibió para adecuar el genio de la lengua española a la inteligencia artificial del fuero electrónico de manera que la máquina asuma la lengua española de manera apropiada.

-La nueva página electrónica de la Asociación de Academias de la Lengua Española (www.asale.org) tiene como objetivo mostrar al usuario el trabajo de la Asociación de las 23 academias hispanoparlantes. Actualmente se está construyendo una plataforma renovada de manera que ASALE, con el propósito original de su creación en 1951, “trabaje a favor de la unidad, integridad y crecimiento de la lengua española, que constituye el más rico patrimonio común de la comunidad de hispanohablantes”.

-Respecto a la Nueva gramática de la lengua española, también se renovará como la gramática. Se cumplen diez años desde que la RAE y ASALE sacaron a la luz los primeros dos volúmenes de la Nueva gramática de la lengua española (Madrid, Espasa, 2011), cuando se publicó el tercer volumen, junto con un DVD complementario. Transcurridos dos lustros, la Asociación de Academias abordará la renovación de esta obra mediante las tareas que conllevará la renovación y la publicación de otra edición.

-Para la reedición del Diccionario panhispánico de dudas, publicado en el 2005, en razón de que es la primera obra elaborada con criterios panhispánicos en colaboración con todas las academias, se renueva el compromiso de su actualización, ya imprescindible, tras la aparición de obras panhispánicas fundamentales, como Nueva gramática de la lengua española (2009), Ortografía de la lengua española (2010), Diccionario de americanismos (2010), Diccionario de la lengua española (2014). A esas ediciones han de sumarse las obras que difunden y explicitan la norma lingüística, comoEl buen uso del español, el Libro de estilo de la justicia y el Libro de estilo de la lengua española según la norma panhispánica. Se dijo que en la actualidad hay contenidos del DPD que han quedado obsoletos y que es urgente revisar, máxime cuando las páginas electrónicas de las Academias tienen, entre sus recursos, la posibilidad de ofrecer consultas en línea.

-Una moción del director de la Academia Mexicana de la Lengua, Gonzalo Celorio, en virtud de los acuerdos en el Congreso de Córdoba, Argentina, sobre la necesidad de incorporar proyectos colectivos a la actividad académica, presentó la propuesta de que el Corpus diacrónico y diatópico del español de América (CORDIAM), alojado y gestionado por la Academia Mexicana de la Lengua (AML), sea acogido como una de las obras de la ASALE junto con la Academia Mexicana que representa, es decir, quepase a ser una actividad identificada con el sello AML-ASALE, que el pleno acogió y aprobó. El CORDIAM, disponible en la red desde el XV Congreso de las Academias de la Lengua, es un corpus panamericano, que abarca a los 19 países de Hispanoamérica, más otros cinco países americanos donde se escribió y habló en lengua española, en tanto que fueron territorios de la Corona Española hasta el siglo XIX. Tiene además algunas prestaciones informáticas innovadoras en el campo de los corpus en lengua española, que lo hace una realidad alineada con el futuro deseable para las Academias de la Lengua, ya que enriquece los trabajos académicos dirigidos a la investigación, con el conocimiento de la sociedad, de las expresiones literarias, periodísticas y de hablantes “comunes” en siglos anteriores.Según el informe de la mexicana Concepción Company y la uruguaya Virginia Bertolotti, coordinadorasdel CORDIAM, esa plataforma contiene, actualmente, 8093046 palabras, en 11679 textos (4945 de documentos de archivo, 1653 de literatura y 5081 de prensa). Por su amplitud cronológica y geográfica y por contener numerosos documentos de diversos temas, es una base multidisciplinaria para conocer la memoria histórica lingüística, migratoria, económica, social, cultural, antropológica o etnológica en que los hispanoamericanos han construido su mundo.

-Se acordó elaborar un Diccionario panhispánico de escritores, con las biografías de los literatos de cada país desde los orígenes hasta la actualidad, como una forma de preservar la cultura literaria del mundo hispánico y de colaborar con el trabajo de estudiantes, profesionales e investigadores. Se procurará disponer de una fuente segura para no depender de las imprecisiones que suelen aparecer en Wikipedia, blogs, editoriales o en datos proporcionados por lectores comunes, investigadores o libreros. Se trata de reconocer la labor de las Academias de España, Hispanoamérica, Guinea Ecuatorial, Filipinas y la Academia del Judeoespañol en Israel para que se conozca el patrimonio literario común, a fin de seguir trabajando con sentido panhispánico.

-Una moción de la Academia Chilena de la Lengua fue presentada para que cada Academia elabore un corpus de referencia nacional en formato electrónico y accesible en Internet, con un sistema de codificación común que aproveche la experiencia de los corpus CREA y CORPES XXI, con los que los nuevos corpus deberán ser compatibles. Se procurará que estos corpus constituyan una muestra representativa de las variedades regionales, proporcionando información sobre la diversidad del léxico del español.

-Igualmente se propuso que cada Academia elabore un Tesoro lexicográfico nacional, proyecto que asume nuestra Academia para ejecutarlo a partir del próximo año, para integrarnos al aporte del Tesoro lexicográfico panhispánico, en proyecto.

-Respecto al Diccionario de autoridades, los Estatutos de la Real Academia Española indican que será ocupación de la Academia perfeccionar su diccionario común de consulta general y proseguir la elaboración del Diccionario histórico de la lengua española. El objetivo de construir un diccionario histórico del español es un proyecto de la corporación madrileña, que desde 1914 decidió elaborar un diccionario “de mayor empeño con la evolución de las palabras, tanto en su forma como en su significado, único modo de que pueda estudiarse la vida de nuestro idioma” (Diccionario histórico de la lengua castellana, Madrid, Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, 1914, p. 8).Desde la creación del Seminario de Lexicografía de la Real Academia Española los lexicógrafos de la RAE han estado trabajando en la redacción de ese magno diccionario.

En fin, fue entusiasta la participación de los directores Gonzalo Celorio (México), Raquel Montenegro (Guatemala), Juan Ramón Martínez (Honduras), Víctor Manuel Sánchez (Costa Rica), Francisco Arellano Oviedo (Nicaragua), Alfredo Matus Olivier (Chile), Alicia Zorrilla (Argentina), José Luis Rodríguez (Filipinas), Jorge Covarrubias (USA),Juan Carlos Vergara (Colombia), Susana Cordero (Ecuador), José Luis Vega (Puerto Rico),Horacio Biord(Venezuela), Bruno Rosario Candelier (República Dominicana), Wilfredo Penco (Uruguay), Margarita Vásquéz (Panamá), Rogelio Rodríguez Coronel (Cuba). Adriana Valdez (Chile), José Antonio Moreno Ruffinelli (Paraguay), Agustín NzeNfumu (Guinea Ecuatorial); y de la RAE, brillante y ejemplar en sus intervenciones, la actuación del director de la RAE y presidente de ASALE, Santiago Muñoz Machado; agraciada y luminosa las tareas de la simpar secretaria Aurora Egido, positiva y enriquecedora las actuaciones de Pedro Álvarez de Miranda, Guillermo Rojo, Paz Battaner, Ignacio Bosque, José Antonio Pascual, Salvador Gutiérrez, Darío Villanueva, José Manuel Blecua y Francisco Javier Pérez. Y, como siempre, clave y cardinal, el trabajo callado de Pilar Llull, la indispensable jefa del gabinete de dirección.

En este encuentro internacional de académicos de la lengua María José Rincón presentó el Diccionario del español dominicano, de la ADL, y los diccionarios de símbolos, de fraseología, de mística y de refranes, de Bruno Rosario Candelier, quien a su vez comentó la obra de María José Rincón, De la eñe a la zeta; y ambos académicos presentaron las nuevas obras de José Enrique García, Taberna de náufragos y Arcilla solo arcilla, que prologara el académico español Jorge Urrutia, correspondiente de nuestra Academia en Madrid. Además, los delegados dominicanos dictaron charlas y conferencias: a este director le correspondió hablar sobre el español dominicano; nuestra lexicógrafa, disertó sobre la lexicografía, y José Enrique García participó en el recital de poesía. Los tres participamos en las actividades académicas pautadas en el programa en las que representamos a la Academia Dominicana de la Lengua.

En mi charla sobre el “Perfil del español dominicano” dije quelos hablantes de la República Dominicana tenemos el privilegio de hablar la lengua española que vino signada desde sus orígenes por una impronta espiritual impregnada en la prosapia de su fuero idiomático. La lengua de Gonzalo de Berceo, santa Teresa de Jesús y Miguel de Cervantes produjo sus primeros balbuceos en el monasterio de San Millán de la Cogolla en el año 977 de nuestra era cristiana y, desde entonces, con la obra luminosa de Garcilaso de la Vega, fray Luis de León y san Juan de la Cruz, entre otros grandes creadores de poesía y ficción, el idioma de Castilla tiene un peculiar aliento trascendente que responde a la esencia primordial de la estirpe castellana, que el Logos de la conciencia, fuero y cauce de la creación verbal de la más alta espiritualidad, canaliza en la palabra. También subrayé que el genio de nuestra lengua tiene varias señales, como la vertiente creadora de los hablantes con el poder de generar nuevos términos inspirados en la realidad sociocultural o la capacidad para dotar de nuevos significados a vocablos de la lengua española; o creación de diminutivos con valor afectivo; la composición de voces formadas con derivaciones léxicas y morfológicas endosadas a nuevos sentidos; y la creación léxica inspirada en voces de otras lenguas y, desde luego, la dotación de una dimensión de hondura espiritual fraguada en la obra de nuestros escritores que da cuenta, desde el fuero de la conciencia, de la vinculación de la palabra con la savia de nuestra lengua y idiosincrasia de nuestra cultura. Esa hondura tiene una proyección espiritual que permite apreciar en la obra de poesía y ficción, la luz interior de la conciencia que la palabra formaliza. Esa es una distinción significativa del español dominicano. En esa sesión contamos con la presencia y coordinación del secretario general de ASALE, Francisco Javier Pérez; el director de la Escuela de Lexicografía de la RAE, Pedro Álvarez de Miranda; la delegada canaria en el congreso, la lexicógrafa Dolores Corbella; la responsable lexicográfica del Diccionario de la lengua española, Paz Bataner; y Aldina Quintana, delegada de la Academia Nacional del Judeoespañol de Israel, entre otros lexicógrafos.

En una de las sesiones del congreso, el director de la Academia Nicaragüense de la Lengua, Francisco Arellano Oviedo, leyó una carta en la que se consigna la elección del director de la Academia Dominicana de la Lengua como miembro honorario de la citada corporación centroamericana. Los proponentes de la ANL basaron su moción en “los méritos académicos de Bruno Rosario Candelier en pro de la lengua común, autor de 61 libros publicados, con una esmerada formación académica y una vasta experiencia magisterial desarrollada en universidades de su país y del extranjero, quien ostenta el grado de doctor en Filología Hispánica de la Universidad Complutense de Madrid”.

En este maravilloso congreso disfrutamos el encanto singular de Sevilla, donde comprobamos que Gustavo Adolfo Bécquer no se equivocó al decir que las oscuras golondrinas volverían a posar sus temblorosas alas en los floridos balcones andaluces. Y muy finas y amables fueron las atenciones de las hermosas azafatas. En Sevilla tuve presente que esa histórica urbe andaluza, fue la cuna de grandes creadores, como Antonio de Nebrija, Antonio Machado y Vicente Aleixandre. Celebramos la feliz idea de nuestro presidente, el distinguido cordobés Santiago Muñoz Machado, al disponer un pasadía en Córdoba, con visita a la impresionante Catedral y Mezquita, y los floridos patios cordobeses en sus vetustas callejuelas y el confortable hotel desde donde pude apreciar que, en esa antigua y hermosa ciudad andaluza, aún fluye rediviva el aura mística de la ciudad que vio nacer a Séneca, Maimónides y Góngora.

Elcongreso de Sevilla, donde se alternaron sesiones académicas con visitas a centros históricos, como el Archivo de Indias y los Alcázares andaluces, a tertulias amenas y divertidas, al disfrute del flamenco con la ronda de la mezquita y catedral en Córdoba, convocado y organizado por la Real Academia Española, reunió a prestigiosos lingüistas y escritores del mundo hispanohablante de cuatro Continentes,propició un mayor intercambio entre las Academias con el compromiso de mantener la unidad y el usodel buen del español, patrimonio idiomático común de millones de personas, con la pertinente valoración de los códigos lingüísticos que fortalecen su mejor difusión y valoración entre los hablantes y estudiosos dela lengua española en el mundo.

Madrid/Sevilla/Córdoba, RAE/ASALE/ADL, 3-9 de noviembre de 2019.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *