CONVERSATORIO CON RUTH RUIZ SOBRE LA PROMOCIÓN LINGÜÍSTICA

En la sesión del taller literario Pedro Mir mantuvimos un conversatorio con la lingüista y narradora Ruth Ruiz, quien además es una de los redactores de Fundéu Guzmán Ariza. En esta ocasión abordamos la labor de la lingüista como cultora de la lengua.

Para dar inicio al diálogo, quien suscribe le pidió a Ruth Ruiz que comentara su vocación por el estudio del español y el conocimiento de la palabra, a lo que la académica de la lengua señaló que desde pequeña le gustaba leer, pero en su casa no había libros. El recuerdo más lejano que tiene de un libro es ver a su madre enseñándole a leer la Biblia; de hecho, aprendió a leer y a escribir en su casa: “La primera lectura con la que yo sentí esa fascinación que se siente cuando lee, fue con el libro de Ruth, de la Biblia, que es una obra de narrativa clásica”.

La escritora relató que Cuentos escritos en el exilio, de Juan Bosch, que se leía en la materia sobre la lengua española un cuento mensual, cuando otros iban por el cuento asignado, ya ella había leído el libro entero. Fue evolucionando al conocer autores como Gabriel García Márquez, casi siempre mediante libros prestados: “Nosotros usábamos mucho el préstamo. Con los amigos intercambiábamos libros y hablábamos temas de ese tipo”, contó la investigadora de nuestro lenguaje. A lo largo de los años, además de graduarse en la carrera de Comunicación Social, Ruiz fue tomando cursos sobre creación literaria y comenzó a escribir cuentos.

La parte relacionada con su conciencia lingüística empezó precisamente por el trabajo que hace como editora y correctora en la Editora Judicial  y que notaba que necesitaba esa aplicación del correcto uso de la lengua. Aclaró que su formación en muchos aspectos ha sido autodidacta. También Fabio Guzmán Ariza ha sido un pilar para ella. Además, compartió que la mayor dificultad en su formación ha sido el acceso a la información. No hay acceso a la formación especializada. Otro aspecto fue la dificultad monetaria, ya que no todo el mundo puede hacer un doctorado.

La lingüista habló sobre su experiencia en la labor idiomática de Fundéu, y dijo que ha sido una vivencia de mucho crecimiento intelectual, porque cada recomendación publicada por Fundéu debe ser estudiada; de hecho, esas recomendaciones se basan en ejemplos de los medios dominicanos que se muestran como referencia.

Explicó que la gramática tiene su versión en línea y a veces es sorprendente la cantidad de casos que ve a diario y que la ortografía lo contempla: “Ha sido de crecimiento, porque para poder transmitir también tenemos que aprender y actualizarnos”, dijo.

Ruth Ruiz habló sobre cómo pasó de su inclinación lingüística a la vocación literaria y señaló que es más amor por la buena literatura; de hecho, ha escrito textos que los deja guardados, porque tiene demasiado respeto y amor a lo bien escrito.

Frente a esta posición de la intelectual, este redactor exhortó a Ruth Ruiz a dejar a un lado esa actitud perfeccionista, que aparentemente es una virtud: “El perfeccionismo es una careta del miedo que retrasa, porque hace que la persona no se lance”.

Luego de las intervenciones del público presente, agradecí a Ruth Ruiz su participación y su inmenso servicio a través de Fundéu dominicana, como parte de la labor de enseñanza que promueve el académico Fabio Guzmán Ariza y la Academia Dominicana de la Lengua.

Santo Domingo, ADL, 25 de octubre de 2019.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *