CONVERSATORIO CON LA POETA JOSANNY MONI

En la sesión del Taller literario Pedro Mir, el director de la ADL presidió un conversatorio con la poeta y comunicadora michense Josanny Moni.  La actividad tuvo como objetivo conocer algunos aspectos de la vida y la obra de la joven escritora.

Al inicio del conversatorio, indagué sobre la percepción que de sí misma tiene la poeta michense Josanny Moní. Sobre ese aspecto comentó que le gusta describirse como una florecita silvestre, porque le atrae mucho la naturaleza: “La mirada hacia dentro es la mirada más difícil, porque desde siempre nos han enseñado a mirar hacia afuera. Mirando hacia adentro puedo decir que soy como un cono de hilo que tiene muchas vueltas y que a veces para llegar al inicio hay que hilar mucho, mover mucho el hilo para que se vea. A pesar de que escribo, no me considero una persona que tenga grandes virtudes ni nada por el estilo. Yo sencillamente siento, y de lo que siento, tengo la necesidad de escribir. En ocasiones es como si fuera un mar que a veces retorna y que si no lo canalizo, entonces se vuelve un tanto tormentoso”.

Más adelante, cuestioné sobre el momento en que la poeta descubrió su talento para la creación literaria, a lo que ella contestó que escribía desde niña, pero lo hizo entonces lo considera poco trascendente. Y no fue hasta que comenzó a escribir su libro Musa cuando tomó en serio la escritura. Cuenta que sus amigas la motivaban a que publicara: “Llegó a un punto en el que yo empecé a creerme que era posible que lo publicara, así que un día me armé de valor y recopilé todos mis poemas y los publiqué”.

Además contó que un día una persona que sabía que ella escribía le refirió que pensara en su  compueblano, el escritor y académico Rafael Peralta Romero, para el prólogo de su libro. A partir de ese momento comenzó a interactuar con este gran maestro: “Yo creo que un ejemplo de eso es el hecho de que yo esté aquí hoy, porque cuando él leyó mis poemas, me dijo que yo tenía una vocación interiorista y yo no conocía el Interiorismo. Él me dijo que quería llevarme a los encuentros literarios de ese movimiento de escritores. Me había invitado en varias ocasiones y yo no había podido asistir hasta que un día pude hacerlo y fui. No he dejado de ir desde entonces”, manifestó.

Por otro lado, Rosario Candelier le pidió a Moni que les dijera a los participantes en qué consistía, en su caso particular, la inclinación de su sensibilidad hacia la naturaleza y, sobre todo, qué le ocurre cuando entra en conexión con el alma de lo viviente, y explicó que la naturaleza para ella es como un motor que la lleva a poder conectarse con ella misma, y si tuviera que decir que desde cuándo y cómo se ha dado, no sabría decirlo.

También habló de su conexión con las estrellas, que siempre han despertado en ella una sensibilidad que es como si estuviera en el espacio físico: “Sencillamente pueden ser las estrellas o puede ser el simple contacto con la naturaleza o con las plantas, con el bosque, con la playa, con los mares, y es como si al estar en ese contacto yo me fuera llenando de algo y siento una necesidad de poder comunicarlo. No tengo muchas personas a las cuales les pueda hablar de esto, así que lo que puedo hacer es escribir mis vivencias a partir de mis intuiciones, como hemos aprendido en los encuentros del Interiorismo”. La poeta leyó algunas de sus creaciones de Musa: “Al verde, mi alma”, “Voces” y “Reflejos”.

Expresé que “esa creación así revela automáticamente que no es producto de una reflexión intelectual sino que es la expresión de una vivencia genuina, prístina y auténtica, y plasmar eso, es lo que convierte en escritor a quien da ese testimonio”.  Exhorté a la poeta a seguir esa ruta creadora.

Santo Domingo, Biblioteca Juan Bosch, 21 de mayo de 2019.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *