PONDERACIÓN DE ESCRITORES PUERTOPLATEÑOS

Un encuentro literario celebrado en Puerto Plata fue ocasión propicia para que la Academia Dominicana de la Lengua reconociera el aporte creador de varios escritores puertoplateños durante un recital de poesía en la Casa de Cultura Eduardo Brito donde fueron reconocidos los narradores y poetas Andrés Ulloa, Johanna Goede, Carmen Felipe y Arsenio Díaz por su aporte al cultivo de las letras en esa ciudad norteña.

El director de la Casa de Cultura, el poeta y promotor cultural Arsenio Díaz, dio la bienvenida a los asistentes y de manera especial agradeció la presencia de los escritores y académicos de la lengua, encabezados por Bruno Rosario Candelier.

El maestro de ceremonia, el teólogo, ensayista, crítico literario y poeta Luis Quezada, evocando su infancia y resaltando la belleza del entorno, invitó a los creadores presentes a leer su obra poética, y, tras ponderar los atributos literarios de cada uno de los citados creadores, abrió el espacio para que cada poeta leyese un par de su producción poética. Tras la semblanza de los poetas y la lectura de poemas, ponderó la labor de mecenazgo del director de la Academia Dominicana de la Lengua y del Ateneo Insular, de quien dijo: “Bruno no es de Moca, sino del país, ya que en cualquier rincón nacional donde hay poetas, narradores y ensayistas han sentido de cerca la cobija, la sombrilla de Bruno Rosario Candelier, quien con su imán hace posible que nos acerquemos a él para hacer crecer los dones que Dios ha puesto en cada uno de nosotros”.

Al tomar la palabra, Rosario Candelier hizo un recuento histórico de la literatura puertoplateña y, en ese contexto, explicó que desde el descubrimiento de la isla de La Española hasta el siglo XIX, no hubo en el país el suficiente desarrollo material y social que hiciera posible el cultivo literario, y en consecuencia las manifestaciones literarias se reducían al cultivo de cuentos de camino y versificaciones populares. Señaló que a mediados del siglo XIX el país comienza a desarrollar la poesía, el teatro y la literatura de ficción, con la plasmación de las inquietudes intelectuales, estéticas y espirituales. Destacó la labor literaria de importantes cultores puertoplateños, como la obra narrativa de José Ramón López y Virginia Elena Ortea; las publicaciones históricas de Rufino Martínez y Sebastián Rodríguez Lora; las obras de crítica literaria y artística de Ramón Francisco y Danilo de los Santos; y la creación de la narradora y poeta Johanna Goede; de la profesora, psicóloga y poeta Carmen Felipe; del poeta, filólogo y director regional de Educación, Andrés Ulloa; y del poeta, promotor cultural y director de la Casa de Cultura, Arsenio Díaz. La ADL reconoce el aporte de los buenos hablantes a favor de la palabra e incentiva a cultivar los dones con los cuales venimos a la vida: “Cada ser humano cuenta con múltiples dones, que se nos han dado para potenciarlos y canalizarlos en una obra a favor de nuestro pueblo, y se potencian con la ejecución de la capacidad de trabajo, la disciplina y el talento que hemos recibido para ponerlos al servicio de la comunidad”. Expresó que ese objetivo mueve la labor cultural de la Academia Dominicana de la Lengua, del Ateneo Insular y el Movimiento Interiorista, cuyos miembros tratan de sembrar sus mejores inquietudes a favor de las generaciones presentes en esta y todas las poblaciones del país.

En otra sesión dedicada a la narrativa, junto a los intelectuales y creadores de la comunidad norteña participaron varios narradores y poetas con la lectura de cuentos y poemas. Entre los escritores participantes figuraron Rafael Peralta Romero, Rafael Hernández Figueroa, Miguel Solano, Nikolay Polozhaev, Alexandra Borbón, Aracelis Mena, Miguel Ángel Durán y Luis Quezada.

Puerto Plata, ADL, 16 de marzo de 2019.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *