MANUEL NÚÑEZ HABLA EN MADRID SOBRE LA LENGUA ESPAÑOLA

La exposición “España y América, en el cambio de siglo”, presentada por Manuel Núñez Asencio en Madrid, tuvo dos propuestas temáticas: 1)La lengua española, herencia común de las 22 naciones hispanohablantes, primera lengua patrimonial, segunda lengua hablada en los EE. UU., y  tercera lengua hablada en el mundo, con las ventajas que presenta en la cultura, la comunicación y la enseñanza. Esas ventajas que el académico dominicano enumerara en su exposición no han sido valoradas en toda su dimensión. España y América no han desarrollado plenamente su vocación universal. 2) En la segunda parte de su exposición el filólogo dominicano enfocó las propuestas para desarrollar la autoestima, la valoración que representa esa riqueza intelectual.

Con la ponencia “La dictadura del débil, élites y masas en el cambio de siglo”, nuestro distinguido académico  definió un comportamiento social de grupos vulnerables que, en nombre de la superioridad moral de su condición de víctima, ejercen una dictadura sobre los grupos mayoritarios. En la presentación del concepto,  el autor ilustró hechos de la actual circunstancia confrontadora de su país, República Dominicana con el Estado vecino, definido mundialmente como fallido como funciona ese despotismo moral. El cuerpo de la ponencia se centra en la irradiación de estas actitudes  en los grandes actores del mundo. Concretamente, Europa y los EE. UU. de los cuales los países de Iberoamérica y del Caribe son cajas de resonancia. Europa ha importado de los Estados Unidos una organización social, en la cual los grupos minoritarios, como inmigrantes, minorías étnicas, transexuales, articulados en sociedad civil, se organizan para reclamar sus derechos, a menudo en contra del bien común. En las tradiciones jurídicas y sociales que prevalece en Iberoamérica, el Estado es el llamado a garantizar el bien común:“La visión del mundo de estos grupos minoritarios ha sido adobada por la ideología de lo políticamente correcto y por el multiculturalismo.  Estas minorías, aupadas por las ONG, se han propuesto cambiar a la sociedad: la nueva concepción de la familia de los transexuales,  reeducar a los niños  en el tercer sexo, desvalorización de la nación, abandono de la historia común, etc. El pilar principal de esta dictadura es el victimismo en todas sus facetas.  El victimismo impone la censura en el pensamiento  y la culpabilidad de las mayorías. Elites y masas, mayorías y minorías representan dos proyectos divergentes. Las élites se proponen experimentar con un ideario pluricultural y las masas manifiestan su lealtad a su continuidad histórica”. Precisó el disertante que un pensamiento en libertad debe zafarse de las mancuernas y de las censuras que imponen el consentimiento de una dictadura del débil.

Madrid, 15 de enero de 2019.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *