COLOQUIO SOBRE LA OBRA POÉTICA DE JOSÉ RAFAEL LANTIGUA

La Academia Dominicana de la Lengua inició un nuevo ciclo de promoción literaria bajo la denominación POETAS DE LA ACADEMIA, concebido para dar a conocer la obra poética de nuestros académicos a la luz de la palabra que explora, desde nuestras raíces lingüísticas y literarias, la tradición cultural y la dimensión estética y espiritual de su producción lírica, que esta Academia asume, pondera y promueve.

El acto con el que iniciamos esta instancia de estudio y promoción de nuestra lírica fue inaugurado con el análisis de la poesía del poeta mocano y académico de la lengua, José Rafael Lantigua, cuya obra poética fue comentada por los académicos Juan José Jimenes Sabater, quien escribe con el pseudónimo de León David, Bruno Rosario Candelier y la participación del agraciado poeta, crítico literario y promotor cultural.

El poeta y académico Juan José Jimenes Sabater presentó un luminosa disertación titulada “José Rafael Lantigua o cuando la existencia se convierte en poesía”. El destacado ensayista y crítico de arte, antes de abordar la creación poética de José Rafael Lantigua, señaló que sin poesía, sin las fuerzas que esta creación despierta en nosotros, sin los horizontes a los que en el ámbito de nuestra propia intimidad nos da acceso, el hombre resultaría empobrecido más allá de lo imaginable. El valor, la trascendencia y el peso de la experiencia poética rehúsan ser medidosen términos materiales. Su valor y entidad no son cuantificables, subrayando que para el ser humano lo verdaderamente importante es lo que no se ve. De lo que no se ve con las pupilas de nuestros ojos carnales, pero que se nos impone sutilmente, se manifiesta y afirma en los más hundidos estratos de nuestro ser, se ocupa la poesía, comentó el ponente, y añadió: “Su utilidad no es susceptible de ser transcripta en cifras ni transfigurada en beneficios tangibles que podamos atesorar en una caja fuerte. Pero quien se muestre sensible a su embelesamiento la podrá experimentar, distinta y siempre la misma, en cada etapa de su vida, en cada momento único e irrepetible de su apremiado tránsito por las comarcas de lo ilusorio y lo real”, dijo nuestro analista.

En otro orden, el experimentado estudioso de nuestras letras comentó ciertos aspectos que concitaron su atención en la poesía honda, medulosa y auténtica de José Rafael Lantigua.

Las creaciones escogidas por el poeta fueron tomadas de los cinco poemarios publicados por el autor con los títulosSobre un tiempo de esperanzas, Júbilos íntimos, Cuadernos de sombras, Territorios de espejos y La fatiga invocada.

Los poemas estudiados por el ensayista fueron “El salvaje vicio del tiempo”, “Apocalipsis”, “Melancolía rítmica”, #Poetas de mi pueblo”,“Los días remotos”, “Noche” y “La paciencia quebrada”:“Ser poeta implica, entre otras cosas, tener intensísima conciencia de que el hombre es el misterio supremo, misterio que emplaza sin posibilidad de renuncia ni pausa a la mirada de la Esfinge, que remite de manera invariable a las ultimidades del ser.Y como de semejantes estupores está tejida la lírica creación de José Rafael Lantigua, no podríamos sin infligir agravio a la verdad escatimarle su bien ganado rango de poeta”, reveló el artista de la palabra alada y sutil.

Luego, el director de la ADL inició sus palabras con una evocación, trasladándose al pasado de José Rafael Lantigua en su pueblo de Moca, donde ambos compartieron como monaguillos en el templo de la parroquia del Corazón de Jesús, bajo la dirección de los padres salesianos de Don Bosco.  Contó cómo conoció a su compueblano José Rafael Lantigua en la sacristía del agraciado templo, en Moca, y entonces, a él particularmente le llamó la atención su presencia por una circunstancia muy peculiar: era un muchacho de 9 o 10 años con una distinción y una personalidad definida: “ Entonces José Rafael Lantigua no sabía, ni yo tampoco, que se consagraría al cultivo de las letras, ni sabíamos entonces que existía una cosa hecha de palabras, que se llamaba “poesía”, y hoy día tenemos a un consagrado poeta y versado escritor”, expresó Bruno Rosario Candelier.

El escritor explicó que como intelectual y crítico literario, Lantigua conoce el lenguaje de la creación poética, y cuando él comenzó a escribir poesía probablemente no tenía el conocimiento que tiene ahora, fruto de muchos años de labor intelectual, de lectura, de estudios y de escritura: “Eso naturalmente conforma un bagaje intelectual sólido en quien se dedica con rigor y sentido profesional al cultivo de las letras, como lo ha hecho nuestro ilustre académico. Y el hecho de asumir la creación poética como medio de expresión, que fue la motivación inicial en él como creador, indica en sí una alta valoración de lo que es la poesía, de lo que entraña la creación poética, que es la más alta expresión de la intuición humana, por todo lo que puede canalizar la poesía”, dijo Rosario Candelier.

Manifestó este intérprete de nuestras letras que en la lectura que realizó de los cinco libros poéticos de JRL, le llamó la atención que el poeta se enfoca en su propia personalidad, posición que el poeta no asume como una expresión egoísta para darse a conocer a sí mismo, sino que lo hace como una forma para identificar la personalidad que tiene cada ser humano. Y comentó que en la poesía de Lantigua hay la expresión de un autoconocimiento, de búsqueda de su propia personalidad y eso lo hace para identificar la identidad de nuestra condición humana.

El crítico literario explicó cincos factores que determinan la conformación de la personalidad, y que tienen que ver con la expresión de lo que somos espiritualmente y que se aprecian en la poesía de José Rafael Lantigua: La memoria, el lenguaje, la tradición, la pasión y la intrahistoria familiar, aspectos que ilustró con ejemplos de la lírica del poeta.

Luego intervino José Rafael Lantigua, quien manifestó que tanto León David, como Bruno Rosario Candelier,“Son muy correctos y tienen una visión formidable para descubrir esos elementos que enfocaron en mi creación poética”.

Expresó su admiración por Bruno Rosario Candelier, y precisó: “Lo he dicho en muchos escenarios, Bruno Rosario Candelier ha sido para mí un maestro durante mucho tiempo”.

El intelectual contó que su creación poética nace cuando cursaba el tercer curso del bachillerato, y su primer libro de interpretación poética fue sobre el poeta Domingo Moreno Jimenes, en el año1976. Además, cuando estaba en el bachillerato formó parte de un grupo literario llamado“La Roca”, conformado por amantes de la poesía que publicaban en los murales del liceo Domingo Faustino Sarmiento, de Moca, donde estudiaban: “Aquello se hizo y nos llamaban de los pueblos vecinos, para que les leyéramos nuestra poesía”, relató emocionado José Rafael Lantigua.

Finalmente, el poeta recitó algunas de sus composiciones, con alusivos comentarios a las circunstancias de su inspiración. Nuestro poeta y académico recitó varios poemas de su autoría para deleite de los presentes.

Santo Domingo, ADL, 3 de julio de 2018.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *