Consejos para elegir las palabras

Para hablar y escribir bien contamos con una materia prima fundamental: las palabras. Elegir las correctas dependerá del vocabulario de cada hablante. Los que dispongan de un mayor bagaje léxico tendrán más posibilidades de elección y su expresión será, probablemente, más apropiada y variada. Los hablantes que posean un vocabulario pobre tendrán que esforzarse para que esta pobreza no se vea reflejada en su comunicación.

La aplicación de unas reglas simples puede ayudarnos a mejorar. Daniel Cassany, profesor de la Universidad Pompeu Fabra,  propone diez consejos que quiero compartir con ustedes. Les garantizo que les resultarán útiles.

Primer consejo: evitar repeticiones. Los textos ganan mucho con la variedad. Las repeticiones y las muletillas (me encanta esta palabra; me imagino a un hablante cojo apoyado en su muleta) empobrecen lo que decimos.

Segundo consejo: preferir lo sencillo. Las palabras grandilocuentes sobrecargan nuestra expresión y, muchas veces, no son las más adecuadas. Lo simple y lo natural siempre luce más, también en las palabras.

Tercer consejo: huir de las palabras vacías. Los verbos como ser, estar, poder, haber o tener se usan mucho en español pero, con un pequeño esfuerzo, podemos sustituirlos por verbos más concretos que se adecuen mejor a lo que queremos decir.

Cuarto consejo: ¡ojo con los adverbios en –mente! Son correctos y útiles pero si dejamos que se multipliquen en nuestros textos los vuelven pesados.

Quinto consejo: usen palabras que organicen sus escritos. Expresiones como en primer lugar, en consecuencia, a continuación, etc., están en nuestra lengua para poner orden en la expresión de nuestras ideas.

Les debo los otros cinco consejos para una próxima Eñe. Vayan practicando con estos. Sus lectores lo agradecerán.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *