*TURISMO DE ABOLENGO

Sólo Miami puede disfrutar de este turismo o de este disparate. El “abolengo” se refiere a los antepasados, a la ascendencia. Así se designa a la “ascendencia ilustre”.

El término por sí solo no significa ilustre. Como consecuencia de esto no es posible escribir lo que figura como epígrafe de este comentario. Se cree que en materia de turismo, al catalogar o clasificar las categorías de turismos que se reconocen, lo hacen como “de primera”, “de segunda”, etc. Quizás lo hacen siguiendo el sistema de las estrellas, como los hoteles, y en este caso procede decir “de cinco estrellas”, de tantas o cuantas estrellas.

Sería bueno que los redactores antes de lanzarse a acuñar términos o a escribir se informaran del significado propio de los vocablos que se proponen utilizar. No se piensa que sea mucho pedir que esto se haga de manera habitual. Si la prisa con la que se redacta en los periódicos les impone un ritmo de entrega que imposibilita la búsqueda, entonces lo conveniente sería que se pagara un corrector como se hacía antes y se hace aun hoy en los periódicos celosos de la calidad de la lengua.

No es de mucha sorpresa que se escuche en las conversaciones que una persona es de abolengo, tomando en este caso la palabra como equivalente de “noble abolengo”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *