*MASTERIZADO

“Grabado entre España y Francia, este álbum. . . Coproducido y mezclado por N. W., y MASTERIZADO por G. M., el disco contiene 15 temas inéditos.”

Es oportuno que se mencione que la palabra que aparece a manera de epígrafe procede del inglés, de la voz master en funciones de verbo.

La voz del inglés incluida en el DRAE del 2001 es máster con el valor de maestría. Así, con tilde y todo. De aquí a atribuirle funciones de verbo en nuestra lengua es una extensión difícil de defender. En la lengua inglesa esa voz sí es un verbo que en el campo de las grabaciones es producir un disco o cinta original de sonido de los cuales se sacan las copias.

Es muy probable que después de utilizar los verbos “coproducir y mezclar”, al redactor le quedaran pocas opciones abiertas para transmitir la idea. A falta de mejor y mayor información con respecto al verbo en este ámbito, se podía sustituir en español por la combinación, “original producido” o si esta solución no es conveniente, “producto original técnicamente elaborado por”. En un caso como el del disco, o como el de la cinta que sirven para sacar de ellos las reproducciones que se llevarán al mercado, es posible decir o escribir que el “disco-madre” o la “cinta original” los elaboró el ingeniero de sonido tal.

En otras épocas los discos eran “prensados”, para destacar que se los producía por un proceso semejante al de las prensas. Las técnicas modernas de reproducción de sonidos y los recursos de la ciencia actual hacen posible cosas que eran insospechadas en aquellos momentos.

Antes de cerrar esta sección hay que aprovechar la oportunidad para recordar que la consola de dirección o control de algunas grandes maquinarias se conoce con el nombre de “master” también. La persona que opera esa máquina, por extensión, también recibe el mismo nombre. El proceso a que se somete el producto con la ayuda del experto operador del equipo, mediante el empleo de ese instrumento, de complicado manejo, es lo que se llama *masterizar, según parece.

Una de las soluciones en este texto sería utilizar otra palabra, como por ejemplo “supervisado, elaborado, producido”.

En casos como el que ocupa la atención en esta sección, a veces es pertinente que se transfiera la acción de la persona al objeto, o de aquella al proceso de fabricación. Para ilustrar lo que se trató de expresar mediante palabras, aquí va un ejemplo. En lugar de la acción, el verbo, puede usarse el nombre de la acción, para que termine de esta suerte; “. . .con la dirección de G. M.”;. . .con la supervisión de G. M.” No sobra que se repita que se ofrecen solo ejemplos, porque las posibilidades son muchas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *