INTELIGENCIA

“Es una acumulación de retazos de INTELIGENCIA”. No es nada que determine…”

En mala situación debe de andar quien solo cuenta con “retazos de inteligencia”.

Este es un falso cognado que ha venido usándose desde hace muchísimos años. No debe pensarse que es equivalente de “servicio público u oficial de información o investigación”. No es aceptable que se pretenda que haya algo que se pueda llamar “Servicio de Inteligencia Militar”.

Si al español ha llegado esta falsa apreciación con respecto a la “inteligencia”, se debe sobre todo a la copia inmisericorde que se hace del modelo de organización de los Estados Unidos.

En español debería usarse en vez de eso, “servicio de información, Servicio Secreto, servicio de espionaje, oficina de pesquisas, etc.” Es preciso no confundir todo lo anterior con la “intelligentsia” que es un término inglés que en su origen servía para referirse a todos los intelectuales, y que tiene su origen en la lengua rusa.

El mismo fenómeno que se produce entre el español y el inglés con respecto a la palabra objeto de estudio, se repite en la lengua francesa, en la cual no es posible llamar a los servicios de espionaje con el mote de “inteligencia”. En francés se le llama en buena lid, “service des renseignements o Deuxième Bureau”.

A cambio de la confusión que los norteamericanos les causan a los franceses, éstos tienen la moneda para devolverles cuando se expresan de modo parecido a éste; “Etre d´intelligence avec quelqu´un”,  que se traducirá por “To be in ligue with someone”. Otro ejemplo de confusión es este: “Avoir des intelligences avec l´ennemi”, que en inglés resultará, “To have secrets contacts with the ennemy”.

El español y el francés corresponden en cuanto a que en nuestra lengua una de las acepciones del vocablo “inteligencia” es “trato y correspondencia secreta de dos o más personas o naciones entre sí”.

En el inglés de los Estados Unidos de América del Norte, la parte del diccionario que confunde a los hispanohablantes es la que expresa que inteligencia es: “información, la concerniente al enemigo o al posible enemigo o acerca de una zona; también sirve para designar al departamento que se ocupa de recabar estas informaciones”.
El problema que se presenta en español se presenta también en el portugués, lengua en la cual no significa “información” como en el inglés, pero sí, como en el francés, “acordo”, que como se entiende, en español es acuerdo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *