INDICAR – INDUCIR – INCULCAR – INFRACCIONES DEL – INFRACCIONES AL

‚ÄúNosotros seguimos las INDICACIONES del arzobispo de Miami…‚ÄĚ

El DRAE, la autoridad, con respecto a lo que significa el verbo ‚Äúindicar‚ÄĚ reza as√≠: Mostrar o significar una cosa con indicios y se√Īales. // 2. Recetar remedios el m√©dico.‚ÄĚ

Existe una relaci√≥n estrecha entre el dedo √≠ndice, que es el que se usa para INDICAR y el verbo mismo. No es lo mismo INDICAR que INSTRUIR. Si en lugar de lo que escribieron hubiesen escrito que est√°n siguiendo las DIRECTRICES, las INSTRUCCIONES, las PAUTAS, entonces, y solo en ese momento, estar√≠an expres√°ndose con ayuda de un espa√Īol correcto.

INDUCIR – INCULCAR

El texto que se cita m√°s adelante es un caso claro de confusi√≥n de los dos verbos del t√≠tulo de este comentario. ‚Äú…ha tratado de INDUCIRLES a los cubanos la creencia de que lo material no es tan importante como los valores…‚ÄĚ

El DRAE trae para el primer verbo, inducir, lo siguiente: ‚Äútr. Instigar, persuadir, mover a uno‚ÄĚ. Lo dem√°s que sigue no vale la pena copiarlo.

El verbo INCULCAR es: ‚Äúfig. Repetir con empe√Īo muchas veces una cosa a uno. // 3. Infundir con ah√≠nco en el √°nimo de uno una idea, un concepto, etc.‚ÄĚ Despu√©s de leer las definiciones que se tomaron del diccionario de las autoridades de la lengua es f√°cil percatarse de la diferencia en el matiz.

Por otra parte, en el texto no hac√≠a falta incorporar el -LES al verbo, pues en este caso el complemento de nombre viene expresado de manera directa inmediatamente despu√©s. No es posible que este -LES y cubano congenien. No se puede pasar por alto la ocasi√≥n para se√Īalar que este desliz se comete con mucha frecuencia en nuestra Am√©rica Morena.

Habr√≠a salido mejor INDUCIR A LOS CUBANOS, o mejor a√ļn, INCULCAR A LOS CUBANOS

INFRACCIONES DEL – INFRACCIONES AL

‚ÄúLos inspectores…han encontrado miles de INFRACCIONES DEL c√≥digo de incendios…‚ÄĚ

Las infracciones se cometen CONTRA el código. La palabra código lo que hace es que designa un conjunto de leyes o reglamentos que tratan acerca de una misma materia.

Si las infracciones fueran DEL código entonces habría un conflicto entre leyes. Esa preposición hace presumir que quien incurre en la infracción es el código mismo. Esto quizás sucede solamente cuando un Código o más probablemente una Ley entra en contradicción con la Constitución de un país. En ese caso la disensión se dirime ante la Suprema Corte de Justicia o en otro tribunal que ejerza las funciones de fiscalizador de la constitucionalidad de las leyes, por ejemplo.

A cualquier precio, la preposición que conviene no es la que consta en el texto copiado.

*POR LAS LEYES – SEG√öN LAS LEYES

Es una l√°stima que la preposici√≥n POR est√© robando terreno que corresponde a otras expresiones, giros y preposiciones. Hace tiempo ya que esto sucede. Sobre todo ocurre entre las personas que leen textos en ingl√©s o que acostumbran a navegar entre el espa√Īol y el ingl√©s.

Es de pésimo gusto y de mala redacción escribir lo que lleva el asterisco en el título de esta sección de los comentarios. Pudo escribir también, quien eligió la preposición, y así evitar el error, DE ACUERDO CON LAS LEYES.

Con respecto a esta √ļltima forma de expresarse se han opuesto, o m√°s bien se opusieron, algunos puristas por considerarla tra√≠da del ingl√©s, por semejanza con ‚Äúaccording to‚ÄĚ. Quienes se opusieron a esta composici√≥n propon√≠an SEG√öN que tiene el mismo valor que la que se reemplaza.

Ya pas√≥ el tiempo de oponerse a la √ļltima expresi√≥n usada, ‚Äúde acuerdo con‚ÄĚ, por lo que es buena y v√°lida en el espa√Īol de todos los d√≠as.

LIBRAR – LIBERAR.

No hace mucho tiempo se ley√≥ esto: ‚Äúhan seguido la ley al pie de la letra tratando de LIBERAR A la cuadra…de un creciente problema…‚ÄĚ

Lo que se entiende por LIBERAR es: poner a alguien en libertad o sacarle de un estado en el que estaba sujeto. Ese es su principal significado. Liberar tiene la connotación de darle o conseguirle la libertad del cautiverio alguien. Para otros casos se prefiere emplear LIBERTAR.

LIBRAR, en cambio, valer para: ‚ÄúSacar o preservar a uno de un trabajo, mal o peligro‚ÄĚ. Se le utiliza tambi√©n como pronominal LIBRARSE. Es cl√°sico el ejemplo de ‚Äúlibrarse de las malas lenguas‚ÄĚ.

Es probable que en el ejemplo citado, de lo que se trataba no era de conseguirle la libertad, sino de sacar la cuadra del problema. En ese caso convenía más la utilización del verbo librar.

*L√ćNEA MUY FINA

A pesar de que el t√≠tulo est√° marcado como signo de que no es de buen uso en espa√Īol, es posible que en algunos casos pueda usarse con toda legitimidad. Se piensa por ejemplo en un caso que viene a la memoria, el del pintor o dibujante que traza una l√≠nea muy fina, en ese caso es bueno y v√°lido usar la expresi√≥n del t√≠tulo.

Lo que no se considera de buen gusto en espa√Īol es traducir del ingl√©s y escribir que ‚ÄúHay una l√≠nea muy fina entre el entrenamiento y el combate…‚ÄĚ En buen espa√Īol en este caso para expresar lo que el candidato dijo en ingl√©s habr√≠a que escribir algo as√≠ como UN TRECHO MUY CORTO, HAY ESCASA DISTANCIA ENTRE, MUY POCA DIFERENCIA ENTRE, y quinientas posibilidades m√°s.

Tocar este punto hace pensar en otro giro de la lengua inglesa que se usa mucho y que utiliza una de las palabras del t√≠tulo, es el famoso ‚Äúfine print‚ÄĚ de los contratos. Algunas personas traducen el concepto escribiendo LETRILLA, mientras otras prefieren usar LETRA MENUDA. Se han visto en los cuales hay hasta quienes se las arreglan para pasar ‚Äúletrica*‚ÄĚ, en lugar de algo m√°s elegante y castizo.

LINEUP

En lugar de esta voz copiada del ingl√©s se puede usar ALINEACI√ďN, FORMACI√ďN, que son las dos palabras que corresponden para la materia deportiva.

Como es de todos sabido, esa palabra del inglés que forma parte de la jerga deportiva de América, no es más que el orden establecido o preestablecido en un equipo deportivo llegado el momento de enfrentar a sus oponentes.

LISTADO

Este es el participio pasado de LISTAR. Se le utiliza también como sustantivo masculino, así lo estipula la Academia.

No se considera que se deba confundir con la LISTA misma. La definici√≥n de LISTADO que trae el Lexic√≥n Mayor es: ‚Äúadj. Que forma o tiene listas‚ÄĚ.

Mar√≠a Moliner, en su ‚ÄúDiccionario de uso del espa√Īol‚ÄĚ, es m√°s cuidadosa en su definici√≥n para evitar la ambig√ľedad, escribe: ‚ÄúA listas. Con dibujo que forma listas‚ÄĚ. Conforme con el buen criterio, redactado de esta forma no cabe duda de que la palabra es sin√≥nima de RAYADO EN L√ćNEAS RECTAS PARALELAS, pues eso es lo que se expresa.

Despu√©s del pre√°mbulo anterior se puede llegar a enunciar que hay que distinguir entre LISTADO y LISTA. La primera palabra se refiere al g√©nero de tela o papel, o cualquier otro dise√Īo o dibujo que lleve LISTAS. Se dice tambi√©n de la persona que est√° alistada, sentada o escrita en lista. La LISTA es la enumeraci√≥n o relaci√≥n de personas o cosas.

Don Max Uribe estaba en lo cierto cuando escrib√≠a que ‚Äúel vocablo LISTADO con la expresa valoraci√≥n sem√°ntica de sustantivo significante de lista numerosa, as√≠ como la forma LISTADOS con el sentido de serie o conjunto de listas, voces o palabras. . . no constan en el Diccionario mayor de la Corporaci√≥n de Madrid ni tampoco se hallan registradas en ninguno de los inventarios de americanismos. . . que con no poca diligencia hemos tratado de explorar‚ÄĚ. Lo anterior se reprodujo de ‚ÄúNotas y apuntes lexicogr√°ficos‚ÄĚ (1996). Estaba en lo cierto el maestro Max Uribe, pues las menciones aparecieron m√°s tarde en los diccionarios que se mientan m√°s adelante.

La primera referencia a ‚Äúlistado‚ÄĚ la trae el ‚ÄúDiccionario del espa√Īol de Argentina‚ÄĚ (2000). Observa ese diccionario que es de uso en el lenguaje administrativo, ‚Äúenumeraci√≥n escrita de datos, generalmente dispuestos en columna‚ÄĚ. Los mismos autores, Haensch y Werner, en el ‚ÄúDiccionario del espa√Īol de Cuba‚ÄĚ (2000) para el mismo vocablo registran lo siguiente: ‚ÄúRelaci√≥n de datos, por escrito y generalmente en forma de columna‚ÄĚ. M√°s adelante a√Īaden: ‚ÄúEn Espa√Īa, menos frecuente y restringido, generalmente, a la inform√°tica‚ÄĚ.

LIMUSINA

En muchos pa√≠ses de habla hispana usan este t√©rmino para nombrar con √©l el veh√≠culo tipo autom√≥vil con mayor capacidad que el normal y mucho m√°s largo. La se√Īora Moliner trae en su Diccionario de Uso del Espa√Īol la palabra, mas le atribuye una definici√≥n que no se aviene al uso en estas latitudes.

Para ella es ‚ÄúFurgoneta. Autom√≥vil con dos o m√°s asientos para viajeros y la parte posterior acondicionada para transportar carga‚ÄĚ. Echar√°n de ver inmediatamente que no se refiere ella al mismo tipo de veh√≠culo que se encuentra con frecuencia en los Estados Unidos y que es un veh√≠culo de lujo.

En verdad que no se entiende porqu√© es que lo escriben con U en lugar de con O como se escribe en ingl√©s. En franc√©s conocen la palabra ‚Äúlimousine‚ÄĚ desde el final del siglo XIX y sirve para designar un tipo de autom√≥vil cerrado. Ya en 1905 serv√≠a en Francia para designar a autom√≥viles grandes conducidos desde el interior de los mismos, y, entre par√©ntesis, mi viejo diccionario a√Īade que ten√≠a seis sitios.

La escritura que se copi√≥ en el t√≠tulo respeta la pronunciaci√≥n de la palabra en el franc√©s, por lo menos eso es alentador. Algunos diccionarios biling√ľes ofrecen las dos opciones: LIMOUSINE y LIMOSINA. Este es un asunto que tendr√° que zanjarlo la Academia de Madrid mediante su autoridad, siempre y cuando no se aleje demasiado del uso actual.

El ‚ÄúDiccionario panhisp√°nico de dudas‚ÄĚ trae la soluci√≥n impuesta por la autoridad para la graf√≠a del veh√≠culo automotor de lujo. Debe escribirse con U, limusina. Hace justicia ese diccionario cuando recoge que en Am√©rica se usa la variante limosina. El DPD no deja lugar a dudas cuando escribe: ‚Äúdebe evitarse la forma h√≠brida *limousina, que no es francesa ni espa√Īola‚ÄĚ.

Hay que expresar conformidad con la selecci√≥n de las autoridades de la lengua. Esto as√≠ porque al escribirlo de la manera que ellos proponen se asemeja en espa√Īol a la pronunciaci√≥n francesa, y de esa lengua es de donde procede la voz ‚Äúlimousine‚ÄĚ.

EL *LIST√ďN CON QUE SE MED√ćA

‚ÄúCuando se realiz√≥ este acuerdo fue considerado EL LIST√ďN con que se med√≠a la manera en que la Ciudad administraba sus propiedades mar√≠timas‚ÄĚ.

‚ÄúA m√≠ que me registren‚ÄĚ. Esa era la expresi√≥n que se usaba para dar a entender que se estaba muy ajeno a lo tratado.

Se sigue sin entender. Se compulsaron todos los diccionarios que est√°n a nuestro alcance, y no se encontr√≥ NADA acerca de este list√≥n que arroje luz sobre el asunto. Los √ļnicos ‚Äúlistones‚ÄĚ que se conocen son los de la carpinter√≠a.

Si se enciende la l√°mpara m√°gica, se cree poder adivinar que fue lo que quiso escribir el redactor, y se presume que fue PATR√ďN, y a ese se√Īor se le confundieron las letras y le sali√≥ otra cosa diferente en el papel.

Como se dice en algunos pa√≠ses de los nuestros, con toda propiedad ling√ľ√≠stica para referirse a una persona que incurre en un error como este: ‚Äúse le trasconej√≥ el centro generador en el momento menos propicio‚ÄĚ.

0 comentarios

Dejar un comentario

¬ŅQuieres unirte a la conversaci√≥n?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *