DAÑAR – LESIONAR

“La división demográfica de nuestra ciudad deja claro que se DAÑARÍAN las minorías”.

Las cosas, los utensilios, los enseres, las máquinas y otros seres no vivientes son los que resultan con desperfectos, dañados. A las personas, por otra parte, cuando se les causa un daño se les llaman, las partes LESIONADAS. El PERJUICIO que una persona experimenta como consecuencia de la acción ilegal de otra es lo que le permite recurrir a los tribunales para obtener “compensación”, no “reparación”. Se leerá con frecuencia que los demandantes procuran reparación. En muchos casos la reparación no es posible, por lo tanto se recurre al vocablo indemnización.

Una posibilidad para expresar la idea del texto es escribir: “…deja claro que se PERJUDICARÍAN las minorías”.  El asunto aquí se zanja con un llamado al gusto, a las preferencias. No se puede negar que algunos términos son más convenientes que otros.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *