TERTULIA SOBRE EL LIBRO DE ESTILO DE LA LENGUA ESPAÑOLA

Una tertulia sobre el Libro de estilo de la lengua española, según la norma panhispánica, se realizó en la Academia Dominicana de la Lengua con un grupo de estudiosos interesados en el conocimiento y manejo de la ortografía y la ortotipografía de la lengua española. La obra, editada por la Real Academia Española en 1918 según la norma panhispánica, bajo la dirección de Darío Villanueva, como director de la RAE, y Francisco Javier Pérez como secretario general de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), explica de una manera clara, las dudas y variaciones con relación a la Nueva gramática, la Fonética y la Ortografía de la lengua española, que fueron consensuadas por las todas las academias de nuestra lengua durante los últimos años.

Dentro del acápite Cuestiones gramaticales, esta obra trata el tema del género, aclara aspectos sobre el carácter no marcado del masculino, el desdoblamiento innecesario que realizan algunos hablantes y enseña cuándo es normal y admitido este desdoblamiento. Otros temas colaterales son los números gramaticales, los diminutivos, el superlativo, la conjugación verbal, los complementos verbales, especialmente el complemento directo con A y sin A, así como el queísmo, el dequeísmo, los pronombres, el leísmo, laísmo y loísmo, la concordancia gramatical, adjetivos, el uso de adverbios y preposiciones, artículos y conjunciones. Cada uno de los temas enfocados ofrece la explicación desde el punto de vista lingüístico con ejemplificación ilustrativa.

En el apartado Cuestiones ortográficas se abordan las letras del abecedario español, se explica la existencia de los cinco dígrafos del español (ch, ll, rr, gu, qu). Entre otros aspectos, se esclarecen dudas relacionadas con palabras que se escriben con B y V, con C, Z y S, con C, Qu y K, palabras con G y J, con H, con Ll o Y, con M o N, con R o RR, palabras con secuencias de vocales y consonantes; también la acentuación, la puntuación, las mayúsculas, abreviaturas, siglas y símbolos, entre otras dudas ortográficas.

Este libro estudia diversos aspectos de realización de la lengua española, como el hecho de presentar el tema de la ortotipografía, que es la ortografía de la faceta gráfica de la escritura, dimensión de mucha importancia para editores e impresores de libros, como advirtió el director de la ADL en la tertulia.

Al explicar las Cuestiones de ortotipografía se alude a este término como “conjunto de usos y convenciones particulares por las que se rige en cada lengua la escritura, mediante signos tipográficos”.  El texto explica además que regula las convenciones sobre el empleo de los recursos tipográficos que intervienen en la composición de un texto, tanto en lo que se refiere al uso y la combinación de los distintos tipos y clases de letras, como a la distribución de los espacios en blanco (márgenes, espacios y sangrías) y a la configuración y la disposición de los diferentes elementos y secciones particulares (títulos y epígrafes, párrafos, listas, cuadros o tablas, llamadas de notas, citas, etcétera).

Ese aspecto fue el más comentado por los asistentes. El contenido de esta parte, entre otros aspectos, trata lo relacionado con el tipo de letra, la elección de cifras tipográficas, los caracteres especiales utilizados en la autoedición, los espacios en las páginas, los tipos de párrafos y sus características, los elementos de titulación, definición y características de cuadros y tablas, las ilustraciones y figuras como elementos de naturaleza puramente gráfica y visual, las remisiones, las citas, las notas y llamadas y las referencias bibliográficas. Todos esos aspectos fueron ponderados por los asistentes, entre ellos nuestro secretario, José Enrique García, quien valoró el aporte que la RAE ofrece al mundo editorial en lengua española

La importancia de conocer estos recursos se entiende cuando se plantea la correcta presentación de los documentos para su comprensión y el reconocimiento de su estructura interna, además de que el aspecto meramente formal de un escrito facilita su lectura y aporta una sensación de orden que se traslada al contenido, pues se asocia con la capacidad de realizar una exposición estructurada y coherente, dándole al libro editado con las pautas ortotipofráficas una dimensión estética que enaltece su contenido.

El cuarto capítulo se dedica a la Pronunciación y elocución en que se explica que aunque la pronunciación de los sonidos del español puede variar según la situación, el registro o la zona, se destacan pronunciaciones que son especificadas en esta obra. Se esclarecen cuestiones relacionadas con la relación entre letras y pronunciación, con la letra h, la b y la v, la letra x, del dígrafo gu, el seseo y el ceceo, el yeísmo y otros problemas que se dan con frecuencia en el acto comunicativo. Al explicar la elocución como manera de hablar para expresar conceptos, se comentan los factores que contribuyen a articularla y a lograr una buena realización, es decir, a conseguir “una buena manera de hablar”.

El contenido de la ortotipografía se completa con el capítulo dedicado a la Escritura y comunicación digital en el que se ofrecen indicaciones generales para la comunicación electrónica, aspectos concretos de la escritura digital. Se tratan los elementos característicos de los medios digitales: iconos, emoticonos y emojis. Se dan recomendaciones para el uso de la lengua en el correo electrónico, las páginas electrónicas, los blogs, el periodismo digital, el chat en las redes sociales, entre otros aspectos de la comunicación digital, propia de los tiempos actuales, que comentaron José Almánzar y Maidelin Barzaga García.

Finalmente este Libro de estilo de la lengua española presenta un capítulo sobre Cómo aprovechar el diccionario donde se esclarece la función del Diccionario de la lengua española, como su descripción y su norma, la importancia de las marcas y su rol. Se explica el porqué de las expresiones que no aparecen en él, como palabras de significado fácilmente deducible, ciertos tecnicismos, regionalismos, neologismos, extranjerismos y nombres propios. Comenta la incorporación de palabras cuyo uso puede no ser apropiado. Se completa este capítulo con la información sobre otros diccionarios académicos, como el Diccionario de americanismos, El Diccionario del estudiante y el Diccionario digital panhispánico, desde una visión de presente hacia el futuro.

Esta valiosa obra culmina con un oportuno glosario de 138 páginas donde se explican términos técnicos empleados, lo que permite aclarar dudas o cuestiones de interés. Se recogen además, las voces y locuciones más vivas en el léxico español contemporáneo. Cuenta con cinco apéndices: modelos de conjugación, tabla de numerales, lista de abreviaturas, lista de símbolos alfabetizables y lista de símbolos no alfabetizables. Los comentarios de los asistentes sugirieron la idea de celebrar otra tertulia con tan interesante obra sobre nuestra lengua.

Santo Domingo, Ciudad Colonial, ADL, 20 de agosto de 2019.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *