Los pronombres relativos y la concordancia

Por  Tobías Rodríguez Molina

Al igual que otros aspectos del español que nos exigen un esmerado cuidado a la hora de emplearlos,  los pronombres relativos no se quedan atrás en esa exigencia. Eso es así en razón de todos los aspectos sintácticos que hay que tener en cuenta cuando nos toque atenernos a lo que nos demanda la concordancia en lo que tiene que ver con esos pronombres. Primeramente presentaremos los aspectos teóricos definitorios referentes a los pronombres relativos y más adelante pasaremos a examinar las exigencias de la concordancia aplicables a ellos. Luego ofreceremos ejemplos de casos de buen uso y mal uso de parte de  algunos usuarios de nuestra lengua española.

Para ofrecerles los aspectos definitorios del tipo de pronombre que nos concierne en esta ocasión, diremos que “Los pronombres relativos son un tipo de pronombre que se usa para iniciar una oración e introducen una oración subordinada adjetiva de la que forman parte. Usualmente se considera que los pronombres relativos ocupan la posición del especificador de la oración y, por tanto, la oración de relativo que encabezan puede ser vista como un sintagma complementario.”(Wikipedia).

Me parece que con la presentación y análisis de algún  ejemplo, comenzaremos a comprender mejor la definición ofrecida anteriormente. Veamos este ejemplo: “La niña que me saludó es amiguita de una de mis nietas.” Se puede ver en ese ejemplo que  el pronombre relativo, además de hacer de elemento complementario  que introduce la subordinada adjetiva, que en este caso es “que me saludó”, está cumpliendo la función gramatical de sujeto de esa misma subordinada y es parte integrante de esa oración compuesta. En esa oración está presente el elemento concordancia en la palabra “amiguita”, que está escrita con marca de género femenino y número singular por la referencia a “la niña”.

El pronombre relativo, además de la función de sujeto, como vimos en el ejemplo anterior, puede introducir oraciones (que llamaremos proposiciones) con otras funciones, como lo veremos en los siguientes ejemplos: 1. El profesor, del cual te hablé ayer, es muy amigo mío. (Función de complemento). 2. Las muchachas a la cuales les prestaste la revista son estudiantes de medicina. (Función de objeto indirecto). 3. Los señores con quienes caminabas en el parque hicieron su especialidad profesional en Bélgica. (Función de circunstancial  de compañía).

Aparte de la función gramatical de los relativos, tenemos que tener muy en cuenta el factor concordancia, que debe estar expresado en relación con el género del antecedente, es decir, la palabra relacionada con el relativo, y también en relación con el número singular o plural del mismo.

Para esos fines, analicemos los ejemplos ofrecidos anteriormente fijándonos en el factor concordancia: “El profesor, del cual te hablé ayer, es muy amigo mío.”  Al ser “el profesor” singular y masculino, por esa razón “el cual” aparece escrito en número singular y género masculino. Además, al hacer referencia al profesor las palabras “amigo mío”,  ambas palabras  están en singular y con terminación masculina. Si nos fijamos en el verbo “es”, vemos que está expresado en singular y en tercera persona gramatical, ya que es el núcleo del predicado cuyo sujeto es “el profesor”, cumpliéndose así lo que demanda la concordancia general entre el sujeto y su verbo: sujeto singular exige el verbo en singular.

Debe quedar claro que, si en vez de que el sujeto sea “el profesor” (en singular)  fuera “las profesoras” (en plural), todos los elementos concordantes vararían de la siguiente forma: “Las profesoras de las cuales te hablé ayer son muy amigas mías.”

Continuando con la temática ya iniciada, les presentaré algunos textos de usuarios dominicanos, algunos de los cuales emplearon con corrección los pronombres relativos y otros que no los emplearon de manera correcta. Iniciaré con los textos correctos.

  • “Tomamos una muestra de cuarenta personas de ambos sexos…, a las cuales les presentamos nueve preguntas.” (Estudiante universitario). Este texto mantuvo  la relación antecedente y pronombre relativo dentro de lo que indican las normas:   “las cuales” con las marcas de género y número que presenta el antecedente “personas.”
  • “…se trata de eventos en los cuales se halla involucrada la salud o la vida de los niños dominicanos.” (Estudiante universitaria). Al igual que en el caso anterior, aquí encontramos la relación antecedente (“eventos”) y pronombre relativo (“los cuales”) dentro de las normas de la concordancia.
  • “Somos una cultura que tiene muchas peculiaridades, las cuales nos hacen ser diferentes a los ciudadanos de otros países.” (Estudiante universitaria). Esta estudiante empleó, al igual que los dos anteriores estudiantes,  lo que indican las normas para aplicarlas a las oraciones con presencia del pronombre relativo.

A  seguidas, les ofreceré algunos ejemplos de textos que contienen empleos alejados de la normativa referentes a los pronombres relativos.

  1. “La esperanza es una virtud, el cual nos acerca mucho más a Dios.” (Ministro católico). En este ejemplo del uso del pronombre relativo, aparece un error muy frecuente principalmente en el habla de los dominicanos, que consiste en no guardar la concordancia de género entre el antecedente (en este caso  “virtud”, de género femenino) y  el relativo, que en este caso debe ser “la cual” , con marca femenina , para adecuarse al género femenino de “virtud”.
  2. “…debemos hacer un padrón real, depurado en la cual tendrán participación todos nuestros militantes.” (Información de un partido político dominicano a sus militantes). En el presente caso se quebranta la regla de la concordancia a la inversa de lo que se vio en el ejemplo anterior. Esta vez el antecedente es masculino (“padrón”) y el relativo lo escribieron en femenino (“la cual”).
  3. “…esa es la vía indicada, el cual nos conducirá a lograr tener un mejor país…” (Comentarista del canal AN7). En este ejemplo se repite el error que vimos en el caso 1, donde se hizo una desacertada  concordancia de género entre el antecedente femenino y el pronombre relativo expresado en género masculino.
  4. “Ese es un caso en la cual no se ve clara la solución del mismo.” (Un participante en la parte de reflexión de AN7). Este caso es semejante al caso 2, en el cual hay un antecedente masculino con un relativo femenino, con lo cual no se cumple la norma de la concordancia.

Como pueden ustedes notar, de los 7 textos analizados, solo 3 de los mismos no presentan ningún error al emplear el pronombre relativo, y en los 4 últimos,  apareció por lo menos un error en cada uno de ellos. Esa elevada proporción de usuarios que no saben manejar esta faceta de nuestra  lengua española, guarda una cercana proximidad con lo que uno escucha en el habla normal de los dominicanos, por lo cual es de desear que se haga un mayor esfuerzo, no únicamente al tratarse  de los pronombres relativos, sino en todos los casos concernientes a la concordancia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *