CON FUERZA

“…no emprendieron ninguna acción disciplinaria en los 46 casos en los cuales las pruebas sugerían CON FUERZA que los tiroteos fueron cuestionables…”

En este caso hay que trabajar con ahínco para desentrañar el porqué el escritor ha recurrido a esta construcción extraña a la lengua española. Es oportuno que se mencione que el extracto reproducido al principio de la sección se sacó de una traducción. Ahora, con ese dato se puede explicar el origen del mal.

Es muy probable que en el original en inglés lo que figuraba era strongly, que es un adverbio de esos tan frecuentes en esa lengua. El traductor decidió evitar el adverbio -sabia decisión- y en su lugar colocó “con fuerza”.

La primera reacción de un hispanohablante ante una redacción como la que se comenta es pensar que la sugerencia de marras se hace con el empleo de la fuerza.

Una solución aquí era escribir “convincentemente”. Es más, se puede aceptar “sin dudas”, en lugar de lo escrito.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *