CHIRIPA

“Una duda nada hamletiana, ni de CHIRIPA cartesiana, acogotada a la oposición partidista…”

La “chiripa” anda en el vocabulario empleado por los latinoamericanos desde hace largo tiempo. No es nada nuevo. En España también se conoce el vocablo, sólo que con significado diferente.

Aún en los países de nuestra América Morena el significado de la palabra no es el mismo en los diferentes países donde se la emplea. Para tratar de hacer un estudio pormenorizado se recurrirá primero al diccionario de la Academia y luego a los del español de América.

La chiripa de la Academia es la casualidad en el juego de billar. En el lenguaje coloquial es la casualidad favorable; y en Venezuela es una especie de cucaracha. Con estas tres significaciones terminan las consignadas en el Diccionario de la Academia.

Conforme a  la misma Academia el “chiripazo” es el acierto o logro casual en Colombia, Cuba y Honduras. Según Don Ángel Rosenblat, famoso lexicólogo, el chiripazo es el “chepazo” de los dominicanos.

El “chiripero” es en República Dominicana el “trabajador ocasional”, es la “persona que trabaja en lo que aparece”; así lo asienta la Academia. Además, es también el jugador de billar que gana más por acaso que por sus buenas jugadas o destrezas. Por último es la “persona que una o muchas veces obtiene algo por casualidad favorable”.

En Puerto Rico el chiripero es la persona que ejerce actividades que dejan poca utilidad. A su vez en México se le reconoce la función de adjetivo para las cosas que funcionan o aciertan por casualidad; de este modo consta en la literatura de ese país.
Según Carlos E. Deive, en su Diccionario de dominicanismos, la “chiripa” es el ingreso o cosa de poca monta.

La chiripa de los puertorriqueños es el negocio pequeño u ocupación transitoria, generalmente en tareas menores, así está documentado en la literatura.

Como si fuera poco designar con el vocablo “chiripa” lo que es pequeño, los hablantes de América también usan el diminutivo “chiripita”, lo que hace más pequeño aún el asunto. En algunos de los países donde se usa la chiripa se sirven de la expresión “de chiripa” para expresar lo que sucede de casualidad.

De la lectura de lo antes expuesto se comprenderá que para poder dar con el sentido del vocablo “chiripa” hay que “situarse” en cuanto al contexto y en un sitio en el espacio, es decir, en un país determinado, para no incurrir en errores.

Con la tilde colocada sobre la última vocal, “chiripá”, es en Argentina una prenda que usaba el hombre del campo y que fue sustituida por la “bombacha” o pantalón bombacho. Es, por lo tanto, un tipo de pantalón.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *