BAILARINA EXÓTICA

En buen español, lo EXÓTICO es lo que procede de un país extranjero y también lo que es extraño y tiene aspecto extranjero.

No creo que la forma de llamar a una bailarina que se desnuda lentamente y al compás de la música con este apelativo sea la forma más conveniente, sobre todo cuando luego se escribe “stripper”.

No deja de presentar problemas el asunto, porque si se escribe DESNUDISTA, lo que hace el diccionario de la Academia es que define esta palabra mediante una remisión a NUDISTA y, al definir la última, lo hace así: “persona que practica el nudismo”. Esta definición nos lanza hacia NUDISMO, que es: “actitud o práctica de quienes sostienen que la desnudez completa es conveniente para un perfecto equilibrio físico e incluso moral. // 2. Teoría que la propugna”.

Ya sea por prurito académico o por lo que fuere, no se contempla en el diccionario de la Academia la práctica del desnudismo como una actividad profesional, o como un acto de baile o espectáculo. La realidad está ahí, en cada capital o gran urbe existen los centros nocturnos en los cuales se practica el acto del desnudo.

Quizás lo más acertado para este caso sea llamarlas BAILARINAS DESNUDISTAS. No se puede usar el “bailarinas nudistas”, porque ellas no llegan desnudas al escenario. Ah, casi olvidaba mencionar que en la época moderna de la igualdad entre los sexos, también existe el espectáculo interpretado por hombres para deleite del público femenino, “lo que es igual, no es ventaja”.

Hay quienes propugnan el vocablo “*encueratriz” para las artistas del desnudo, formado sobre encuerar y la emperatriz, no la meretriz. Debe usarse con cuidado para no herir susceptibilidades.

Vienen a cuento estos proverbios: Desnudo nací, desnudo me hallo, ni pierdo ni gano. Centum viri unum pauperem spoliare non possut. En italiano es así, Cento ladri non possono spogliare un uomo nudo. Al inglés pasó como: He that has nothing, is frighted at nothing. Lo que expresaron en francés: On ne peut homme nu dépouiller.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *