Entre siglas y plurales

Es cada día más frecuente encontrar, sobre todo en la prensa escrita, siglas y acrónimos para referirnos a las más diversas realidades, desde enfermedades como el SIDA hasta organizaciones como la ONU o las ONG, pasando por impuestos como el ITBIS o por los más variados objetos como los CD o los DVD. Su carácter peculiar nos plantea a menudo dudas acerca de su ortografía, su forma o su sintaxis. Se escriben con todas sus letras en mayúsculas y, a diferencia de la mayoría de las palabras, se mantienen invariables cuando queremos ponerlas en plural. El número plural solo se aplica a las palabras que las acompañan, como los determinantes o los adjetivos. Hablaremos de «los nuevos CD» o de «las ONG tradicionales». Desterremos, por ridículo, el uso del apóstrofo seguido de s (*DVD’s, hasta me cuesta escribirlo), un anglicismo innecesario más.

Es interesante recordar que el Diccionario de la Real Academia ya ha incluido en sus páginas (sobre todo en la electrónica hasta que lo veamos en papel en 2013), como palabras de pleno derecho, algunas de las siglas o acrónimos de uso más extendido. Como ya hablamos del sida o de los ovnis podemos empezar a hablar de las oenegés. En estos casos se apegan a las reglas de ortografía y de formación del plural de todos los demás nombres.

Hasta aquí las siglas. Las abreviaturas y los símbolos tienen también su cocorícamo, no se vayan a creer. Pero eso será materia para otra columna.

Envíe sus comentarios o preguntas a la Academia Dominicana de la Lengua en esta dirección: consultas@academia.org.do

© 2010 María José Rincón
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *