Poetas de la Academia: poemas de Fray Jit Manuel Castillo

Metáforas

Dichoso el siervo que guarda en su corazón los secretos del Señor.

(San Francisco de Asís, Avisos espirituales, 28)

Al amanecer,

Te derramas como lluvia torrencial

en mis poros hambrientos.

Tus manos trasparentes

se deslizan en mi calzo.

 

Al atardecer,

eres árbol que surge en un bosque primario.

Raíces, tronco y follaje,

vuelan en el viento.

 

Al anochecer,

eres frágil crisálida

dormida entre los sauces

esperanza que se acrisola

en el corazón de los astros.

 

Despierto y te descubro luminoso

entre la vida y la muerte

danzando el cosmos

por fuera y por dentro.

 

Ser en muerte

Ser en Tu vientre

amor total

agonía de un anhelo

fuego indiviso e integrado:

¡todo mi ser

despierta a la Vida!

 

Luz y tinieblas

 

Si te perdieres, mi amada, / Alma, buscarte has en Mí.

(Santa Teresa de Jesús, “Si te perdieres, mi amada”)

 

Soy luz intermitente.

A veces

ilumino el movimiento de la noche

para esconderme de Ti.

Otras veces

nado entre tinieblas

perdido en las sombras

de Tus aguas

que me encubren.

 

Gemidos interiores

 

“La creación entera gime y sufre dolores de parto” (Rom. 8, 22).

 

Engendrado en ternura

germiné como el óvulo

de un amor seminal

en el útero de la tierra.

 

Sé de una promesa:

quien floreció ayer

fructificará mañana.

 

Si no viene un sembrador

vendrá una abeja

una mariposa o el viento

para fecundarme con su hurto.

 

Creo, amo, espero

entre gemidos interiores

que yo mismo desconozco.

Germinando

 

Aparta de Dios todo cuanto lo reviste  y tómalo puro en el vestidor  en donde está descubierto y desnudo en sí mismo. Entonces permanecerás en él.

(Maestro Eckhart, “La imagen desnuda de Dios”)

 

Algo se abre paso en mi interior.

Se rompen cáscaras

de heridas ancestrales.

Debo vaciarme entero a cuanto irrumpe

echar tierra donde enraíce.

¡Cuánto dolor de adentro hacia afuera!

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *