Abundan los usuarios que no saben emplear el punto y coma

Por Tobías Rodríguez Molina

Los signos  de puntuación resultan ser difíciles de usar correctamente a  una considerable cantidad de escribientes del español. Pero de todos esos signos, el que parece serles más difícil es el punto y coma. De ese signo me ocuparé en el presente artículo. Pero antes de ofrecerles datos de ese mal uso, les presento en cuáles casos se emplea o se puede emplear ese signo de puntuación.

Usos del punto y coma:

Este signo tiene un solo uso obligatorio y varios usos opcionales. El uso obligatorio aparece en estructuras oracionales que tienen coma en su interior como las siguientes:

-De esa tienda me pidieron los siguientes artículos: corbatas, dos docenas; camisas, tres docenas; pantalones, una docena; pañuelos cinco cajas, y sábanas, dos docenas.

– En el mes de septiembre solicitaron trabajo en esta empresa: Pedro Valdez, un chofer de Salcedo; Luisa Hernández, una secretaria residente en Licey; Arnulfo Pérez, un electricista de Gurabo, y Marcos Peralta, un experto plomero de Santiago.

Como pueden ustedes observar en esos dos ejemplos, se trata de enumeraciones de artículos y personas, y a cualquier estructura sintáctica semejante a esas hay que puntuarlas como ellas: coma después de cada artículo o el nombre de las personas, y punto y coma antes de los siguientes artículos o personas.

Los usos opcionales son los siguientes:

  1. Para separar proposiciones yuxtapuestas (=relacionadas sin elementos relacionantes, como y, porque, aunque, por eso, pues, etc.). En ese caso caben dos opciones: o el punto y coma o el punto. Ejemplos: a) No asistió a clases hoy; nadie sabe el motivo de su ausencia. b) Aminta cometió un grave error. A Martina le pasó lo mismo. Si les ponemos los elementos relacionantes, serían redactadas como sigue: a) No asistió a clases hoy pero nadie sabe el motivo de su ausencia. b) Aminta cometió un grave error y a Martina le pasó lo mismo. Redactadas de ese modo ya no son yuxtapuestas y por eso mismo no llevan punto y coma.
  1. Antes de “es decir”, “o sea”, “esto es”, “por consiguiente”, “sin embargo”, “por lo tanto”, “en efecto”, cuando un elemento de esos une partes (proposiciones) de una oración compuesta). Aquí caben las opciones del punto y coma y el punto. Ejemplos: a) El obrero estaba muy cansado; en efecto, los fuertes trabajos de la semana lo afectaron enormemente. b) Amantina es una empleada muy competente. Es decir, todo lo que le toca resolver lo realiza a la perfección.
  1. Delante de “pero”, “mas”, “aunque”. En este caso existen cuatro opciones: que no se maque ningún signo,  la coma, el punto y coma y el punto, pero cualquiera de esas opciones  va a depender de varios factores, difíciles de precisar, entre los cuales está la subjetividad. Ejemplos: a) Es muy inteligente pero completamente desorganizado. b) Le ofrecieron un trabajo, pero lo rechazó sin pensarlo mucho. c) Hoy está de buen humor; aunque no siempre está así.  d) Todos dicen que Juan no es inteligente. Mas obtiene mejores notas que muchos de los que son tenidos como inteligentes.

A continuación  presento varios fragmentos en los que no se ha  empleado el punto y coma como se lo he indicado, coincidiendo en lo fundamental con  lo que estipulan las normas del  español.

  1. Ponemos el préstamo, Lo personal lo pones tú. (Anuncio de un prestigioso e importante banco dominicano). Ese ejemplo está constituido por dos yuxtapuestas y por eso no se debe usar la coma, sino el punto y coma o el punto, pero especialmente el punto, ya que aparece  escrito “Lo” iniciado por una mayúscula.
  1. Le voy a brindar la oportunidad de oro, ponga usted el lugar, la hora y el día… (Tomado de una carta-reto de un precandidato a otro precandidato). Aquí se trata también de dos yuxtapuestas, por lo cual se escribirá el punto y coma o el punto en medio de ambas proposiciones, es decir, antes de “ponga”.
  1. Los ciclos históricos terminan, es imposible detener el tiempo… (Idem). También en este caso tenemos dos yuxtapuestas, que deben aparecer escritas no con coma, sino, como ustedes ya saben, o con punto y coma o con  punto antes de “es”.
  1. En cada momento de la historia los dominicanos hemos elegido un presidente con un propósito, en cada circunstancia el pueblo se expresa y habla claro. (Idem). También en  este fragmento, tomado de ese precandidato, especialista en Derecho y que ha desempeñado elevados cargos en el  Gobierno, él  debió poner el punto y coma o el punto, pero  de ningún modo es correcto poner una coma.
  1. Las temperaturas se sentirán bastante calurosas debido al viento cálido y húmedo del este/sureste, por lo tanto, la ONAMET recomienda ingerir suficientes líquidos y evitar la exposición al sol por períodos prolongados. (ONAMET). Tampoco los redactores de ONAMET saben emplear el punto y coma en las yuxtapuestas, ya que colocaron una coma delante de “por lo tanto”, y cuantas veces uno lee los reportes de esa institución, encuentra un error semejante a este.
  1. …la Iglesia como institución desempeñó un papel dual, por un lado evangelizó aborígenes y africanos, pero por otro lado justificó la conquista como un acto de civilización… (Profesor, articulista de un periódico de Santiago). En este caso, debió poner un punto y coma o el punto, aunque también caben los dos puntos después de “dual”.

Después de haber repasado el concepto y ejemplos de lo que son las proposiciones yuxtapuestas, y, además, habiendo visto varios ejemplos de textos producidos por intelectuales  y profesionales distinguidos de nuestro país, no nos queda más remedio que aceptar como un hecho lo que afirmamos en el titular del presente artículo. Y a uno le queda la impresión de que parecería que nunca, en las clases de gramática y de redacción, ningún centro educativo dio a conocer a los alumnos lo que son las proposiciones yuxtapuestas y la puntuación que ellas demandan.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *