Desaciertos de algunos comentaristas y otros en televisión

Por Tobías Rodríguez Molina

La mayoría de los textos que les voy a presentar en este artículo han sido producidos por veteranos comunicadores de las dos ciudades más grandes y de mayor peso cultural de República Dominicana, como son Santiago y Santo Domingo, la ciudad capital. Por eso se podría deducir que los comentaristas de las demás ciudades y poblaciones de nuestro país  cometerán semejantes o mayores desaciertos que esos santiagueros y capitalinos. Pasemos a observar los variados desaciertos de nuestros afamados trabajadores de nuestra televisión, de los cuales, por razones obvias, me reservo nombres y otros datos, pues no busco más que la mejoría de los  que hablamos y escribimos  nuestro español, especialmente en nuestro país.

Un comentarista de un canal de la capital dijo: “Yo no sabía que me iban a tributar una ovación de pies.”  (Comentarista deportivo de Grandes Ligas, Canal 15). “De pie” es una frase adverbial que nuestra lengua española registra sin “s”. Por esa razón no podemos decir “de pies”.

El director y dueño de un programa televisivo, al finalizar su programa,  se expresó del siguiente modo: “Le deseamos a todos un sueño reparador…” (Canal 9, Santo Domingo). Aquí se registra un desacierto en el empleo de la variante de la  tercera persona gramatical de objeto indirecto (él, ella, usted), que cuando el referente o receptor del daño o provecho es singular,  usamos “le” y  si es plural, tenemos que usar “les”. Por eso ese comunicador debió decir: “Les deseamos a todos un sueño reparador…”, ya que el referente “a todos” es plural.

Ese  comunicador, en ese mismo programa, manifestó que “Uno de los sectores que más le ha impactado ese acontecimiento…” En este texto encontramos un “desalosqueísmo”, ya que usó “que” debiendo haber usado “a los que”.  Además, repitió el desacierto de emplear “le” en vez de “les”. Debemos informarles que ese desacierto es algo ya generalizado en nuestros usuarios del español, como ya he  expresado en otros de mis artículos.

Viendo un programa de televisión en Santiago, escuchamos a un  comunicador del área deportiva y con gran fluidez y capacidad comunicativa, cuando expresó lo siguiente: “Hemos visto con la confianza que él se enfrenta a las situaciones.”  (En un  canal de Santiago, durante un juego de nuestro béisbol.). Estamos en ese caso frente al “traslaconqueísmo” , consistente en  separar el relativo “con que (o “con la que”) que debe aparecer con las palabras que lo componen juntas.  Debió, por lo tanto, haber dicho: “Hemos visto la confianza con que (o “con la que”) él se enfrenta a las situaciones.

Otro veterano comunicador santiaguero, leyendo una promoción, se expresó así: “Berlitz con inscripciones abiertas permanente…” (En un  canal de Santiago). Debió emplear el adverbio  “permanentemente” o la frase adverbial “de forma permanente”.

En un canal de Santiago, escuchamos esta expresión: “El tema es de que concentramos los gastos en cosas que se vean.” (Comunicador en un programa de noticias).  Esa frase “de que” representa el “dequeísmo”, un uso que hace un tiempo era más propio de los venezolanos que de los dominicanos pero ya lo estamos adoptando como nuestro.

Una comunicadora de la capital, de un elevado nivel expresivo, dijo que “Dos hechos se dieron por separados…” (En un canal de Santo Domingo) De nuevo aparece una expresión adverbial  “por separado”, a la que la comunicadora  puso a concordar, aparentemente, con “hechos” y no puede darse esa  concordancia, ya que “por separado” es una frase adverbial que el español registra sin “s” y, por lo tanto, no es un adjetivo.

Un renombrado y veterano comunicador capitaleño se expresó del siguiente modo: “Con la impunidad que ellos actúan es un  peligro para mí…”De nuevo nos encontramos con el “traslaconqueísmo” por la separación de los elementos que constituyen el relativo “con que (o “con la que”) en la  expresión “La impunidad con que (o con la que) ellos actúan es u n peligro para mí…”

Y alguien de la capital dominicana, con un programa de gran audiencia, cometió el desacierto que tiene que ver con el quebrantamiento de la concordancia al emplear en plural el verbo hacer impersonal, al decir “Hacen dos años que mi programa  es rentable.” (Comunicador en una entrevista que le hicieron). Debió expresar “Hace dos años que mi programa es rentable.”

Otra comunicadora, apreciada como  eficiente  y de expresión fluida,  afirmó que “Estamos muy feliz por tu regreso.” (Comunicadora de un canal de Santo Domingo). No se imagina uno la razón por la que esa competente persona no supo expresar en plural el predicativo (o adjetivo) “feliz”, el cual concuerda con el pronombre sobreentendido “nosotros” pues el verbo “Estamos” indica que se trata de la primera persona gramatical plural, por lo que debió expresar “Estamos muy felices por tu regreso.”

Un renombrado comunicador capitaleño expresó lo siguiente: “No le interesa a los miembros del Comité Político del PLD  lo que le suceda a los dominicanos.” (En un canal de la capital).  Dos desaciertos semejantes están presentes en lo que dijo ese comunicador.  Es el empleo de “le” en vez de “les” por la concordancia plural, ya que los referentes “a los miembros  del Comité Político del PLD”  y  “a los dominicanos” son plurales que exigen, por esa razón,  plural para las variantes del pronombre, que deben ser “les” en ambos casos. Ese comunicador debió expresar: “No les interesa a los miembros del Comité Político del PLD lo que les suceda a los dominicanos.”

A un dirigente político, profesional del derecho y comunicador de Santiago se le escuchó decir: “Ojalá y los políticos entiendan la importancia de la honestidad…” (En un canal de Santiago). En ese texto aparece reflejado el “ydesqueísmo  porque, en vez de expresar “Ojalá que los políticos entiendan la importancia de la honestidad…”, él ha empleado una “y”, es decir,  no puso el “que” iniciador de una proposición de objeto directo y en su lugar empleó la “y”que, de acuerdo con la sintaxis del español, no tiene que aparecer en ese tipo de construcción.

Otro veterano comunicador de un canal de la capital reitera  su ultracorrección al expresar que “Esto va ja seguir ventilándose…” (En un programa de noticias y comentarios). La ultracorrección la encontramos  en “Esto va ja seguir…” al aspirar una “s” inexistente en el verbo “va”, que corresponde a la tercera persona del singular del presente de indicativo que no lleva “s” en su terminación, como sí la lleva la segunda persona “vas”.

La anteriormente catalogada por nosotros de eficiente y de fluida expresión,   en otra ocasión faltó a la concordancia al emplear “le” en lugar de “les”. Observemos el desacierto cometido: “Eso le permite a ustedes estar bien informados”.  La variante del pronombre debe concordar con “a ustedes”, que es un plural y por eso debió  decir:   “Eso les permite a ustedes estar bien informados.”

Esa misma comunicadora de la capital elaboró la siguiente expresión: “Si quiere saber por la forma que llegó a Marte…” En esta ocasión cometió el desacierto del “traslaporqueísmo” al variar el orden sintáctico propio del español, pues debió seguir el siguiente orden de colocación: “Si quiere saber la forma por que (o por la cual) llegó a Marte…” Ahora bien, sería una  mejor  construcción sintáctica del español decir: “Si quiere saber la forma como llegó a Marte…”

Un competente y bien preparado comunicador de Santiago dijo  en su programa lo siguiente: “…en su colugna leemos…” A ese trabajador de la prensa televisiva, muy preocupado por usar con corrección su lengua española, se le escapó ese poco frecuente desacierto de decir “colugna” en vez de “columna”.

La mayor parte de los  ejemplos que les he presentado se reiteran una y otra vez en muchos de nuestros comunicadores. Sería deseable que todos los que  tenemos la misión de informar a los demás, pongamos  un mayor empeño en  usar  nuestra lengua española de la forma  más adecuada.

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *