Cuál de los dos «aun» se acentúa (2 de 2)

Por Rafael Tobías Rodríguez Molina

Prosiguiendo con  el tema referente a la acentuación o no de ”AUN”, debemos aclarar que, aunque creemos que el criterio fonético es el más lógico y básico en todo lo que se refiere a la  acentuación de nuestra lengua española, es bastante inseguro tratándose de “AUN”, ya que normalmente pronunciamos los dos “AUN” produciendo un  hiato. Por eso no debe rechazarse, al menos por razones prácticas,  el criterio de tipo semántico  o del significado.  Más bien lo creo como el de mayor utilidad por la mayor seguridad que ofrece su aplicación.

Este criterio lo siguen quienes plantean que se acentuará  “AUN”  siempre que se emplee con el significado de todavía, o lo que es lo mismo, siempre que se pueda intercambiar por todavía. Y no se le marcará la tilde cuando solamente  equivale a hasta, incluso, inclusive, y que en ese mismo  caso no  se puede intercambiar por todavía.  (Amado Alonso y Pedro Henríquez Ureña, Gramática Castellana; José Escarpanter, Ortografía Moderna.)

Aplíquese la regla anterior a los siguientes ejemplos: “Aún no ha llegado.”  “No ha llegado aún.”  “Aun sin llegar, ya creíamos que había llegado.”  “Llegaron allí los aún inexpertos.” Llegaron allí los inexpertos aún.”“Llegaron allí aun los inexpertos.”  Si se hacen acertadamente las equivalencias significativas en cada uno de los “AUN”, realizaremos, sin ninguna duda, la acentuación correspondiente en cada caso que se nos presente.

Nos parece de gran utilidad añadir que cuando “AUN” puede ser sustituido por todavía, se pronuncia como bisílabo con hiato y llevará tilde. Constatemos lo que acabamos de expresar mediante el siguiente ejemplo: “Aún está lloviendo.” Aquí se puede hacer la sustitución por todavía,  y se puede notar que se pronuncia el hiato y, por lo tanto,  se le  marca  la tilde.

En el próximo ejemplo veamos si se puede hacer lo mismo que hicimos con el ejemplo anterior: “Le gusta el español, el francés, el italiano y aun el portugués.”  Seguro que se darán cuenta de que ese “aun” no equivale a todavía, no se pronuncia como hiato, sino como diptongo y por eso no se le puede marcar el acento ortográfico o tilde.

Con lo ya expresado anteriormente, queda dicho que para que “AUN” lleve acento ortográfico no tiene que significar solamente todavía, ya que puede significar también hasta, incluso, inclusive y llevar acento ortográfico. De ese modo queda rechazado el errado criterio de quienes en sus gramáticas afirman que cuando “AUN”  equivale  o se puede sustituir por hasta, incluso,  inclusive no se acentúa.

Para que quede bien rebatido el criterio anterior, solo basta analizar el siguiente ejemplo: “Ella dijo que tú eres torpe; aún más dijo. Dijo que eres bruto. En ese ejemplo, “AUN”  se puede intercambiar por todavía pero  también por hasta, incluso, inclusive., y de ese modo nos damos cuenta  de que puede equivaler a hasta, incluso e inclusive  y llevar tilde.  Es, por tanto, errático afirmar que “si AUN equivale a hasta, incluso, inclusive no llevará tilde.”

Y con la finalidad de que se comprenda mejor lo planteado hasta ahora, les presento algunos ejemplos donde aparezca “AUN” con tilde y otros sin tilde. Veamos:

  1. Con tilde: “Aún (todavía) no ha llegado.”  “No ha llegado aún (todavía)” “Dijo que eres medio torpe, y aún (todavía, hasta, incluso, inclusive) más dijo; dijo que eres imbécil.” “Llegaron allí los aún (todavía) inexpertos.”
  2. Sin tilde: “Llegaron allí aun (hasta, incluso, inclusive) los inexpertos.” “Aun (hasta, incluso, inclusive) sin lograr el éxito total, ya creíamos que lo habíamos logrado.”

Resumiendo lo hasta aquí planteado, diremos que para evitar confusiones y tener seguridad a la hora de tildar o no  “AUN”, tenemos que fijarnos que si equivale a solo todavía y también a todavía y al mismo tiempo a hasta, incluso, inclusive, se le marcará el acento ortográfico o tilde. Y no se le marcará el acento ortográfico o tilde si “AUN” solo se puede intercambiar por  hasta, incluso e inclusive.

Espero que la abundancia de ejemplos y explicaciones que les he expuesto en el presente artículo les den mayor seguridad cuando les toque decidirse por la acentuación o no acentuación de “AUN”.

© 2019, Rafael Tobías Rodríguez Molina

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *