PONER LOS FRENOS – LA FRENTE – EL FRENTE

Esto también es una traducción mal digerida del inglés. Poco faltó para que escribieran “aplicar los frenos”. En español lo más sencillo es FRENAR.

En economía emplean el verbo DESACELERAR, para expresar lo que los franceses expresan con RALENTIR.

La Academia aceptó hace un tiempo la idea de desacelerar con la palabra “ralentí” y la define con referencia a las revoluciones por minuto de un motor.

Este uso de ralentí y sus derivados se hace cada vez más visible. Va expandiendo su campo de acción, y de un motor que trabaja en bajas revoluciones pasa a otros campos.

El verbo adoptado por la Academia para la idea de disminuir o desacelerar es RALENTIZAR y el sustantivo es RALENTIZACIÓN. Ah, Casi se olvidaba, la definición de RALENTIZAR en el texto de la Academia es LENTIFICAR.

LA FRENTE – EL FRENTE 

“…prelados locales participan en LA frente de intervención espiritual…”

En la cara todas las personas tienen LA frente, colocada entre…Pero cuando se habla de UN frente de batalla, Del frente que forman las agrupaciones, entonces en este caso es masculino.

La primera, la que es femenina, es la que sirve para la expresión aquella “tener dos o más dedos de frente”, para expresar que la persona no es bruta, que es capaz de escribir en español correcto, por ejemplo.

La frente femenina, es la parte superior de la cara. Los demás frentes son de género masculino. Algo particular al español de la América Morena es el uso que se hace de “frente” con el valor de “enfrente, en la parte opuesta”. Está difundido el uso y no se puede censurar.

GRADUARSE *COMO – GRADUARSE DE

“Se graduó COMO ingeniero mecánico en la Universidad de M…”

El maestro Seco, de la Real Academia Española, sostiene que la construcción es: “graduarse DE bachiller; graduarse EN Letras”. Los ejemplos son tomados directamente del muy útil “Diccionario de dudas y dificultades de la lengua española”.

Es frecuente escuchar lo que se copió más arriba, “graduarse como”, que no es lo más adecuado.  Hasta el autor de estos comentarios una que otra vez ha caído en este error, más por distracción que por ignorancia.

Sería bueno que quienes escriben en la prensa se sometieran a las reglas y a los usos que imperan en esta materia en el español correcto, para evitar fomentar el mal uso en las personas que siguen esas redacciones como pautas para el español.

UN GRUPO ARMADO…SACARON*

“…para premiar la brutalidad de UN GRUPO armado que entró por la fuerza en una casa humilde y SACARON a un niño a punta de ametralladora…”

Aquí de nuevo se está en presencia de otro caso en el cual se toma por plural la acción que hace una colectividad, un nombre colectivo.

Es una pena que aún haya necesidad de dirigir la atención de los lectores hacia este tema, pero no cabe duda que hay que hacerlo si el error se repite.

El verbo debió aparecer en singular: SACÓ. Como decía el detective de la famosa novela llevada a la pantalla, “elemental, amigo Watson”.

No obstante las expresiones vertidas en los párrafos precedentes, hay que tener en cuenta que la norma y el uso han variado mucho. Ya no existe una regla clara, redactada en términos contundentes. Con cada vez mayor frecuencia las autoridades aceptan como bueno y válido redacciones que parecen reñidas con la lógica.

No vale la pena molestarse con este tipo de libertades, porque las lenguas, en general, no son las mejores representantes de las evoluciones lógicas. El uso que en última instancia es quien determina lo que impera en la lengua, por lo regular, anda muy distanciado de la lógica.

*A SU HABER – EN SU HABER

Cuando se escribe que alguien tiene algo EN SU HABER, se entiende que esas cosas son cualidades positivas o méritos que compensan de otras desfavorables.

Conviene subrayar una vez más que la preposición que por imperio le acompaña es EN y no A como le colocaron, pues esa compañía no le es conveniente.

Desde hace tiempo se observa el empleo inconveniente de las preposiciones en español. Las formas que existen para siempre usar las preposiciones con propiedad es NO aventurarse a emplear giros y locuciones que le sean desconocidas a quien redacta.

Consultar un buen manual de uso del español es buena costumbre que debe continuar, y LEER, LEER los buenos autores de la lengua española que son los mejores modelos para evitar los deslices.

Cada vez más se convence uno de que la manera más provechosa de aprender las buenas reglas no es recitándolas de memoria, sino asimilándolas por medio de la buena lectura. Las lecturas de los “clásicos modernos” es la más entretenida y mejor manera de disfrutar y aprender al mismo tiempo.

El caro amigo que acota los comentarios añade en esta ocasión que “a su haber” se usa para significar “hacienda, caudal, fortuna”. En este caso es válido que se use como en el ejemplo siguiente: “Sumó  a su haber otro millón de pesos de dudosa procedencia”.

INCREMENTAR *EN

“La predicción señala que va a INCREMENTAR EN fuerza y que se…”

El verbo incrementar no admite la preposición que se le coloca aquí después. Es un verbo transitivo, por lo tanto no tiene necesidad de preposición alguna. Lo apropiado sería escribir: “…va a incrementar su fuerza…” INCREMENTAR es sinónimo de DESARROLLAR en muchos de sus aspectos. Incrementar es una voz culta que involucra las ideas de aumentar y añadir.

María Moliner ofrece otro sinónimo para incrementar, FOMENTAR. Los dos ejemplos que aporta son “Incrementar la cultura. Incrementar las relaciones entre dos países”. Como se echará de ver enseguida, en los dos ejemplos citados, los dos son de usos del verbo en sentido figurado, que es lo que más le conviene.

En los casos en que uno escribe o habla acerca de los meteoros o fenómenos de la naturaleza, entonces, como en el caso de un huracán, lo más acertado es escribir que “ La predicción señala que va a COBRAR fuerza y que se…”

INGERENCIA – INJERENCIA

“…la droga tiene su origen en la cada vez mayor INGERENCIA de las FARC…”

Durante largo tiempo el autor de estas notas escribió la palabra “injerencia” de manera incorrecta, como “cualquier hijo de vecino”. Lo importante no es sólo admitir que hay que escribirla con la jota (J), sino que esta “iota”, familia de la “i longa” del italiano, se impone por el origen de la palabra.

El verbo INGERIR, denota “introducir por la boca…”; en cambio, el verbo INJERIR desciende de “inserere” y se usa para injertar plantas; meter una cosa dentro de otra; introducir una palabra o texto etc. También sirve para ENTREMETERSE, INTRODUCIRSE.

A cada uno de estos verbos a los cuales se hizo mención antes corresponde un sustantivo diferente. Para INGERIR corresponde INGESTIÓN, mientras que para INJERIR es INJERENCIA.

La palabra *INGERENCIA no existe en nuestra lengua; procede en consecuencia desterrarla de nuestro léxico. Cuando un país se ENTROMETE en los asuntos de otro lo que hace es que ejerce una acción que se escribe con jota, INJERENCIA.

*SI INTENSIFICAR

“Pero los propios republicanos están sopesando SI INTENSIFICAR la batalla por su parte.”

Con toda facilidad se detecta el error. No es posible que después de SI se introduzca un infinitivo, a menos que no sea para expresar con éste una duda u opción que se presenta junto a otra acción expresada en infinitivo también, como en este ejemplo: “No sabe si correr o saltar”. No se puede dejar de mencionar inmediatamente que este ejemplo propuesto es objetable, pues es mejor escribir, “no sabe si corre o salta”.

En el ejemplo tomado del periódico, no es posible en ninguna circunstancia usar el infinitivo del verbo; sólo en el español coloquial se hace esto, atropellando de esa forma el genio de la lengua: “están sopesando si INTENSIFICAN la batalla…” Esa es la redacción que conviene en el caso. De esta forma aparecen los dos elementos de las proposiciones con sus correspondientes verbos conjugados para exponer la hipótesis. La condición y la proposición dependiente de ésta aparecen manifiestas aquí.

JUGADOR DE LEY

Esto que aparece en el título no es lo mismo que JUGADOR EN BUENA LID.  En buena lid significa que una persona hace algo legítimamente, usando medios lícitos.

En español existe la expresión “de buena ley”, que se usa para calificar a la persona o acción que se hace de forma honrada, ajustada a la moral.

DE LEY, se usa para el oro y la plata contenidos en las aleaciones de joyería, es decir, que se ajustan a las especificaciones de las convenciones en la materia.

Después de las precedentes explicaciones, trátese de poner juntos al jugador y “de ley” y se percatarán de como eso no es posible sin que se produzca un tropiezo de la lengua.

KOMQUAT – TANGELO 

Lo que en inglés se escribe KUMQUAT, en español es la “naranjita japonesa” o simplemente, para fines de comunicación, dejar la palabra en inglés. El nombre científico en latín de esta es “Fortunella japónica”, de donde sale el nombre en español.
Para quienes no saben lo que es la segunda fruta que sirve de título a esta parte de los comentarios, es una combinación de mandarina y naranja. Ese es el nombre en inglés, que muy bien puede escribirse de esta manera en español. Esa es la información recabada, mas se sospecha que podría ser una combinación o cruce de TANGerine y pomELO, lo que podría dar pié al nombre que lleva. Según se leyó recientemente, lo de TANGERINE nace de naranja de Tánger, la ciudad. Como dicen en inglés, “por favor, no me cite”.

Consta en un diccionario de los que se compulsan que al KUMQUAT lo conocen en Argentina con el nombre de QUINOTO

LE

Este pronombre complemento de objeto directo sólo se usa cuando hay necesidad de él. En las frases o proposiciones en que está presente el sujeto no hace falta usarlo porque el sujeto está allí y no hay que reemplazarlo por nada ni nadie.

Véase un ejemplo para que puedan hacerse una idea cabal de lo que se ha tratado de describir con meras palabras. “Interrogado sobre si el gobernante, a quien muchos nicaragüenses LE acusan de asesinato, torturas y violaciones a los derechos humanos…”

En esta proposición no es necesario que se use el LE, porque ya está nombrado el sujeto por el pronombre relativo QUIEN. En otra sección de estos comentarios se trató por este medio un caso de la misma familia del uso errado del LE, pero diferente, porque no traía el pronombre relativo QUIEN. En este caso es más palpable aún el yerro.

Se hace necesario evitar este tipo de error. En la mayoría de los casos se incurre en el error por un celo muy pronunciado de hacer más clara la expresión.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *