PASABOCA – ASERTIVO – TOMAR EFECTO

“Se ofrecen en la vitrina de la tienda de la esquina o como sofisticado PASABOCA a la hora del cóctel.”

Este tipo de palabra, la del título, se puede entender por el contexto en el que se encuentra. Es más fácil de comprenderla cuando se la encuentra en un escrito que cuando se la escucha en una conversación.


Para muchos tipos de actividades cada país ha desarrollado vocablos que evolucionan con el uso y a través de los tiempos; ambos son exponentes de las preferencias léxicas de ese país.

Este “pasaboca” es un ejemplo de lo antes expuesto. Según los datos que se poseen, se emplea en Colombia y corresponde  a las “tapas” de los españoles. En otra sección de estos comentarios se comentó otra palabra que significa lo mismo en otro país.

Los dominicanos llaman “picaderas” a los “saladitos” que se sirven antes de o durante los cócteles. En francés y en inglés se les conoce por hors d´oeuvres. Los angloamericanos también los conocen con los nombres tidbits, snacks.

Hace mucho tiempo que escuché a un venezolano usar la expresión “pasapalo”. En el contexto en que escuché la expresión era muy adecuada porque los “palos” eran los tragos de los dominicanos o copas de otros países. El propósito de estos bocadillos es atenuar el efecto del alcohol sobre las personas que ingieren las bebidas.

ASERTIVO 

“. . . además las mujeres suelen ser más ASERTIVAS.”

Hace ya algún tiempo que se está “colando” en el español de todos los días el vocablo en estudio en esta sección. El empleo del vocablo en el inglés ha influido mucho en la introducción del término en el español.

Otro elemento que ha contribuido a la difusión de la palabra en el español es que si se consulta un diccionario bilingüe para despejar la duda acerca de la existencia del vocablo en español y se procura el equivalente del inglés assertive, se encuentra, como es normal, “asertivo(a)” en el sentido de afirmativo.

El asunto no es tan sencillo como puede pensarse en un principio. En español, asertivo es sinónimo de afirmativo y ahí termina todo. En la lengua inglesa, assertive es algo más, pues en su definición y significados entran otros elementos que no figuran en el español.

Para examinar las diferencias entre las dos lenguas es adecuado que se revise la definición en la lengua inglesa. La persona “asertiva” es “la dispuesta a, o caracterizada por afirmaciones audaces. . .” Entre los sinónimos que ofrece el diccionario inglés está la muy usada palabra “aggressive”. En este caso este vocablo del inglés debe retenerse como correspondiente del español “atrevido”. Hay que tener presente que en español el agresivo es el hostil.

Quizá lo que pretendió la articulista fue “afirmar” que las mujeres son más “emprendedoras, atrevidas, resueltas, decididas, denodadas, diligentes”. A la lista anterior hay que añadir que el uso de cada una de las palabras propuestas depende del caso específico en que se use, pues como en normal en el caso de todas las lenguas no son todas sinónimas en un ciento por ciento.

TOMAR EFECTO 

“Los cambios TOMARON EFECTO el lunes, pero se aceptarán comentarios hasta el 23 de mayo, lo que significa. . .”

En los diccionarios de uso no aparece esta expresión con el verbo tomar. Tampoco aparece en la sección correspondiente a “efecto”. Al autor de estos comentarios no le parece que sea de uso continuo en el español corriente. Este ejemplo se sacó de una traducción.

Quizás lo que convenía que se usase en esta cita era “entraron en vigor”, para significar con ello que los cambios comenzaron a “surtir efecto” desde el lunes. En otras palabras, muy sencillas: “comenzaron el lunes”.

Este tipo de error es muy común en las traducciones porque quien traduce “se amarra o casa” con una de las palabras homófonas, es decir, le cuesta trabajo y esfuerzo abandonar un vocablo de la “lengua fuente” que se asemeja mucho a otro de la “lengua meta”. Parece que esto fue lo que sucedió en este caso con “efecto”.

NEWSLETTER 

“Al encuentro de dos días, auspiciado por la newsletter. . . (. . .) La newsletter, encabezada por C. I. publica en inglés y en español información detallada. . .”

Las características principales del tipo de publicación que se llama de este modo en inglés, son dos. La primera es su brevedad; y la segunda es su foco de atención sobre noticias que interesan sobre todo a un grupo especial de personas. Algunas publicaciones de este tipo no son más que un volante, mientras que otras son periódicos breves.

Para este tipo de publicaciones existen varias traducciones. Como ejemplos de ellas se ofrecen aquí algunas, “hoja informativa, boletín informativo, boletín de noticias, boletín interno”. La palabra que aparece en casi todas las soluciones es “boletín”, por lo tanto, es quizá la mejor solución.

A menos que la palabra newsletter sea parte integrante del nombre del boletín del que se trata en el escrito, debe evitarse su uso solo, sin explicar lo que es. Si no se hace, por lo menos una vez, se corre el riesgo de que muchos de los lectores se queden sin entender cabalmente qué tipo de publicación es.

BOGA 

“. . . de 23 años, conquistó al jurado calificador en momentos en que el tema hispano se ha PUESTO EN BOGA dentro de la cultura norteamericana. . .”

Muchos de los hablantes y escritores de la lenguas nuestra han pasado largo tiempo utilizando la expresión del  título como equivalente directa de “moda”. El error proviene del hecho de que el antecedente del vocablo del español se encuentra en la voz francesa vogue, que sí significa moda.

En puridad, para el buen español lo que significa “boga” es “buena aceptación, fortuna o felicidad creciente”. El ejemplo del uso ofrecido que ofrece la Academia es: “Estar en boga”.

Fíjese el lector que no se critica el uso que se hace en la cita, porque tal vez se refiere a la buena aceptación que tiene en el presente el tema hispano.

Las demás significaciones que posee el término “boga” no se traen a colación porque son bien conocidas y no generan equívocos.

GIGOLÓ 

“A veces, en una misma escena, tiene tres perspectivas; está cariñoso con princesa, como buen GIGOLÓ, pero no quiere acostarse con ella para que conserve el interés. . .”

La voz gigolo ha pasado por varias etapas. En un primer tiempo se consideró como una voz extranjera completamente ajena a la lengua nuestra. Más adelante la Academia la admitió en su recinto oficial de vocablos al incorporarla al lexicón mayor en su edición de 1992. Esa es parte de la historia. El final vendrá después que se analice el término.

La voz francesa debe su origen a la otra voz de esa lengua, gigolette, que es la chica desenvuelta, viva, y el gigolo que es su amante. En un principio este señor era un bailarín consumado y salía a divertirse con su chica, que trabajaba durante el día y por las noches se divertía.

Cuando la Academia lo aceptó en el diccionario en el 1992 le asignó el valor siguiente, “amante de una mujer de más edad y que lo mantiene”. Este significado fue el que se impuso en la lengua francesa después de 1900.

Ahora se puede mencionar lo último que ha sucedido con el vocablo examinado. No aparece en las páginas de la última edición del diccionario, la correspondiente al año 2001.

Hay que confesar que despierta la curiosidad el hecho de saber que se haya producido un cambio tan repentino en el criterio del Colegio Mayor de la Lengua, cuando sus decisiones son siempre tan bien ponderadas y lentas.

Para mantenerse dentro de los cánones de la lengua, hay que escribir de nuevo el término entre comillas o en letra cursiva, de modo que se sepa que se trata de una voz extraña a la nuestra.

ZONA DE TORMENTAS 

“. . .que sacudió ayer el norte del Condado de Miami-Dade durante el paso de una ZONA DE TORMENTAS que por casi tres horas produjeron numerosas. . .”

Este es otro ejemplo en el cual se hace muy difícil comprender lo que se trata de expresar con esta “zona” aquí. Si es que existe una “zona de tormentas” ésta no puede ser otra cosa que una extensión considerable de terreno que tiene forma de banda o franja.

Para completar la idea anterior, hay que añadir que en los límites de esa zona se producen muchas tormentas, razón por la cual se llama así.

Lo que destruye la explicación anterior es que lo que en realidad pasó, de acuerdo con la cita, fue la zona de tormentas, y no que la tormenta pasó por la zona.

Es una lástima que no se disponga de todos los datos relativos a este caso, porque es muy posible que lo que se trató de dar a entender es que un fenómeno natural, una tormenta, azotó el norte del condado. Como la noticia se ofreció en inglés, quien escribió la reseña no supo traducir el concepto.

Este no es un caso aislado en que el lector se queda sin enterarse de lo que sucedió en detalle, todo por culpa de una mala traducción.

VIRULENTO 

“La serie de VIRULENTOS tornados que sacudieron ayer el noroeste de Miami. . .”

La lectura de algunos párrafos y frases logran que el lector oscile entre la piedad y la indignación. Este movimiento se produce como consecuencia del uso que se hace de algunos vocablos a través de la prensa diaria.

Como acostumbran a decir algunos, la combinación de “virulento” y “tornado” tiene “pegada” o “agarre”. Con las dos últimas palabras se destaca que llama la atención, que tiene “mordida”. Es una pena que no sea exacta, que no se ajuste a las reglas de la lengua, porque el significado de virulento, como se verá más adelante, no se aviene a hacerle compañía al tornado.

Virulento en nuestra lengua es igual que ponzoñoso, maligno, pero ocasionado por un virus, o que participa de la naturaleza de éste. Otra acepción del vocablo es “que tiene pus”. En materia de estilo, de un escrito o de un discurso, es “ardiente, sañudo, ponzoñoso o mordaz en sumo grado”.

En la lengua práctica, en sentido figurado, virulento es “activo, violento”, pero solo aplicado a enfermedades. De la misma manera es “violento” cuando se refiere a los ataques de palabras, escritas o pronunciadas.

Los tornados son violentos, sin duda, pero no son una enfermedad, no se transmiten por virus, ni escriben ni se expresan mediante palabras. Como se deduce de la última oración, lo que debió escribir el autor de la reseña era, “violento”, que es un vocablo pedestre, pero más exacto y conveniente en este caso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *