ALFOMBRA ROJA

Está de moda que le extiendan a algunos visitantes la “alfombra roja”.

En muchas ocasiones se tropieza el lector con esta combinación para describir una recepción CON BOMBOS Y PLATILLOS, en la cual a los participantes se les trata A CUERPO DE REY.

Lo de la alfombra lo traen del inglés sin “cocinarlo”. Es una lástima que así sea, porque se cuenta en español con expresiones suficientes para comunicar la idea del boato desplegado para el recibimiento. En inglés, para quienes no lo recuerden enseguida es, “red carpet”. En inglés reservan esta mención para cuando se reciben huéspedes distinguidos con la intención de que caminen sobre esa alfombra. Eso conlleva un ceremonial de cortesía muy elaborado.

En algunos países describen el lujo desplegado para las ocasiones especiales con la expresión A TODO DAR. No es raro que se describa el ceremonial como solemnidad, pompa, gala, aparato, fausto, honores. Es oportuno que se recuerde que existen clichés al respecto que hay que evitar a todo precio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *