MINISTERIO DE ENERGÍA Y MINAS

Año del Desarrollo Agroforestal”

MEM-DESP-00610-17

11 de abril de 2017

Señor Bruno Rosario Candelier

Presidente Academia Dominicana de la Lengua

Ciudad Colonial, c/ Mercedes, no. 204

Su Despacho

Distinguido Sr. Rosario Candelier:

Después de saludarle muy atentamente apelo a sus buenos oficios a fin de que interceda ante la Real Academia Española para que sea incorporada la palabra Larimar al Diccionario de la lengua española.

Larimar es una piedra semipreciosa descubierta en 1916 por el sacerdote Miguel Domingo Flores Loren, párroco de Barahona. El 22 de noviembre de ese año Flores solicitó permiso oficial para explorar y explotar una mina, pero debido al escaso conocimiento sobre la pectolita azul, le fue denegado.

No fue hasta 1974 cuando los voluntarios del Cuerpo de Paz Miguel Méndez y Norman Rilling redescubrieron la piedra, que llamaron Larimar al unir el nombre de la hija del primero, Larissa, con la palabra mar, pues los habitantes de Barahona pensaban que salía de las aguas del Mar Caribe.

La piedra solo existe en la costera provincia de Barahona, 181 kilómetros al suroeste de Santo Domingo, y en la actualidad se estima que su extracción anual es en promedio de 4,000 quintales de 42 orificios en producción.

Junto con el ámbar, una resina que se extrae en varios lugares del país para la joyería artesanal, el Larimar compone un mercado exportable de alrededor de US$8.0 millones, impulsando la pequeña minería de la que viven aproximadamente 5,000 personas.

Agradeciendo su atención y con la esperanza de que sea posible la adopción en el Diccionario de la lengua española de un término que designa a una piedra semipreciosa única, referente de las riquezas del subsuelo de la República Dominicana.

Cordialmente,

Antonio E. Isa Conde

Ministro

 

CONTESTACIÓN DE BRUNO ROSARIO CANDELIER AL MINISTRO ANTONIO ISA CONDE, 25 DE ABRIL DE 2017

 Sr. D. Antonio E. Isa Conde

Ministro de Energía y Minas

Avenida Tiradentes, no. 53, Edif. B

Ensanche Naco, Ciudad

Distinguido señor ministro:

Me complace recibir su comunicación fechada en Santo Domingo el 11 de los corrientes, en la que usted propone que esta Academia realice las gestiones correspondientes para la incorporación de la palabra larimar al Diccionario de la lengua española.

Me complace comunicarle que este Director sometió su atinada propuesta a la consideración de la Comisión Lexicográfica de la ADL y, tras su aprobación, el suscrito remitirá a la correspondiente comisión de la Real Academia Española la definición que adoptemos.

Aprovecho esta misiva para expresarle que el susodicho vocablo fue incorporado al Diccionario del español dominicano (Santo Domingo, Academia Dominicana de la Lengua, 2013, p. 407) con la siguiente definición:

larimar m. Piedra semipreciosa de color azul que se encuentra en una mina de la provincia de Barahona”.

La definición que vamos a proponer a la RAE es la siguiente:

larimar. f. (acrón de Larissa y mar, R. Dom). Piedra semipreciosa, de aspecto vítreo, generalmente azul y moteada de blanco, muy útil en joyería, que aparece en la costa sur de la República Dominicana.

Al expresarle mi complacencia por canalizar favorablemente su inquietud idiomática, reciba el testimonio de mi distinción con mis saludos cordiales.

Dr. Bruno Rosario Candelier

Director