El proceso de revisión del léxico no se realiza anualmente. Las academias revisan las palabras que usamos constantemente para incluirlas, o no, en los diccionarios académicos.

Nuestra Academia publicó el Diccionario del español dominicano en 2013. Puesto que se trata de un diccionario de uso, no tiene carácter normativo; es decir, el uso de algunas palabras incluidas en él podría no ser aconsejado académicamente. El diccionario las registra porque las usamos.