La Academia Dominicana de la Lengua, centrada en el estudio de la lengua y el cultivo de las letras, alienta la creatividad de los poetas que asumen las palabras para crear con ellas una realidad estética impregnada de valores humanísticos.

Los cantores conocidos en nuestra lengua como juglares, que se distinguieron en las letras castellanas con creaciones sobre los ideales de la comunidad y composiciones poéticas rebosantes de sentimientos amorosos, estéticos y espirituales, imprimieron un sello distintivo al más bello decir en la temprana lírica de la poesía castellana.

En su anhelo de enfatizar las raíces de nuestro talante literario y atizar la fuente de la inspiración poética, dando cumplimiento al Artículo 27 de nuestros Estatutos, la dirección de la Academia Dominicana de la Lengua dispuso la creación de un grupo literario adscrito a nuestra institución integrado por creadores de poesía que hagan de sus poemas un testimonio elocuente, edificante y hermoso de la sensibilidad artística. El grupo de poetas procurará explorar, recrear y fecundar, en su creación poética, el genio de nuestra lengua desde nuestras raíces culturales con los atributos espirituales y estéticos de nuestra idiosincrasia nacional y nuestra sensibilidad espiritual.

Bajo la denominación Juglares de la Academia nuestra institución auspicia la creación de un grupo de poetas que canalicen en su obra la densidad del pensamiento y la belleza de su expresión. Este grupo literario se crea para estimular la obra de creadores acreditados y respaldados con la singular distinción de nuestra corporación académica. Esta nueva instancia de la Academia Dominicana de la Lengua estará coordinada por el sacerdote y poeta Tulio Cordero, miembro correspondiente de nuestra institución.

Santo Domingo, ADL, 10 de enero de 2017.

Escrito por Ruth Ruiz