Claridad y sencillez

Atender el servicio de consultas de la Academia Dominicana de la Lengua conlleva la satisfacción de encontrarse con hablantes interesados por el buen uso del idioma. Es el caso de los lectores que muestran preocupación por el uso del verbo *aperturar (recordemos que el asterisco suele usarse cuando nos referimos a palabras o expresiones consideradas incorrectas). Leer más

Ojo con las nuevas palabras

Nuestra lengua no para de crear palabras. Con ellas se remoza y se adapta a los tiempos. Las creaciones las realizan los hablantes y el uso las difunde y las impone o las aparta y las hace desaparecer. Pero, como casi todo en la lengua, la creación de nuevas voces debe seguir unas normas.  Para formar nuevos términos disponemos de la derivación, con la que creamos mediante los afijos (ya sean prefijos o sufijos). En la página electrónica de la Academia Dominicana de la Lengua recibimos una consulta sobre la derivación correcta de los verbos desvelar y develar. Ambos son sinónimos y significan ‘quitar o descorrer el velo que cubre algo´. Leer más

De tumbarrocíos

Inés Aizpún me preguntó en una entrevista cuál era para mí la palabra más hermosa del español dominicano. Nunca me lo había planteado pero lo dudé ni un instante. Tumbarrocío, le respondí.

Se trata de un precioso sustantivo compuesto con el que se designa a un pequeño pajarito que vuela en nuestros campos y que, al posarse, hace caer las gotas de rocío de las hojas. Es una imagen poética creada váyase usted a saber cuándo por un hablante con la suficiente sensibilidad para detenerse a contemplar la naturaleza. Leer más

Una Academia con historia

Estas vacaciones invernales me han traído un regalo inesperado. Visité en Madrid la exposición “La lengua y la palabra”, organizada por la Real Academia Española con motivo del tercer centenario de su fundación.

En un mundo cada día más cambiante y en el que parece que nos cuesta ponernos de acuerdo para lograr una causa común, sorprende gratamente la historia que nos cuenta esta muestra. A través de objetos artísticos, históricos y científicos y a lo largo de siete capítulos, conocemos los avatares de esta corporación que nació con la misión de proteger y engradecer nuestra lengua común y que, por extraño que nos parezca, ha sido capaz de mantener este objetivo durante 300 años. Leer más

Pelota en español (II)

La semana pasada nos quedó pendiente dedicarles un poco de atención a esos préstamos extranjeros que han demostrado una gran capacidad para aplatanarse. Estas palabras, a pesar de tener equivalentes en español, se han ido arraigando en nuestra expresión diaria hasta el punto de integrarse en su escritura y su pronunciación. Leer más

Pelota en español (I)

Estamos en plena temporada de pelota invernal. Además de disfrutar del extraordinario ambiente de los juegos y de la emoción del deporte y la competición, no hay mejor campo para aprender cómo debemos tratar correctamente en nuestra lengua las palabras que importamos de otras.

El vocabulario del beisbol (o béisbol, ambas correctas) ha heredado del inglés muchas palabras. Son anglicismos que presentan distintos grados de adaptación a los patrones de escritura y pronunciación propios del español. Leer más

Más palabras

Los participantes en un taller en que el que enseñábamos a usar el diccionario se sorprendieron al saber que la palabra vaina procede del latín vagina. Esta palabra latina experimentó la misma evolución que el sustantivo latino regina que resultó en nuestro patrimonial reina. Leer más

Discurso de María José Rincón en la presentación del "Diccionario del español dominicano"

Si una lengua justifica y necesita los diccionarios dialectales esa lengua es la española. Su extensión humana y geográfica y sus características internas hacen de nuestra lengua un campo de trabajo e investigación inagotable y proporcionan ingente materia prima para la aplicación práctica de la tarea lexicográfica.

Los diccionarios del español americano nacen con los glosarios de voces amerindias en el siglo XVI. Los cronistas de Indias fueron responsables del registro detallado en sus obras de las voces extrañas y de las palabras patrimoniales que empezaban a desarrollar un sentido particular en América. Leer más

Una experienca humana

El Diccionario del español dominicano me ha aportado grandes experiencias. La experiencia lexicográfica, por descontado, difícilmente podrá ser cuantificada. Son pocos los lexicógrafos que disfrutan de la oportunidad profesional de enfrentarse desde el origen a un proyecto ambicioso e ilusionante como el que hemos vivido en la Academia Dominicana de la Lengua. Leer más

La lengua de la calle

La lengua española nació del latín allá por el siglo IX. Esta información podría quedarse en un sencillo dato histórico si no fuera porque los primeros documentos conocidos de nuestra lengua tienen un encanto especial. Durante la Edad Media los monasterios eran los centros de cultura por excelencia: productores, custodios y transmisores de cultura. Leer más